Donde cuando los dan, los devuelven

Qué monos los nenes cuando aprenden a dar besos. Normalmente los tienes que perseguir y al final se los acabas dando tú. Y luego consigues que te los lancen con la mano abierta. Y te derrites. Pero… Esta mañana, después de darle su bibe de desayuno, espontáneamente mi nene me ha agarrado la cara con sus dos manitas y me ha dado un beso en la mejilla. Mmmmmmmaaaá. Así. Y luego dos veces más. Y yo he llorado de felicidad.

niño


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios