Donde comen dos…

Mangarle los Aspitos a mi nene, ¿es pecado?
Niño comiendo
(¿Y qué hace este hombre comprándole todo el día cosas de esas? ¿No sabe que existen las fruterías, por ejemplo? ¡Lo va a convertir en un adicto a los aperitivos de maíz! ¡Lo va a convertir en mí! ¡Ya se los come doblados! ¿O creéis que no me ha costado choricearle uno de los tres que vienen en el paquete?)


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios