Dificilísimo

Ya tiene que ser difícil atarse la camisa así…

madre 11 (1)

O sea, no solo se ha puesto la camisa del revés, sino que se la ha atado del derecho. Y además deslavazada.

Y no os creáis que se ha dado cuenta. Ha habido que llamarle la atención, al pimpollo.

madre 11 (2)

De verdad que es el campeón del despiste, este hijo mío. Y parece que le da igual cómo ir.

En cambio, al otro… al otro, claramente, no, no le da igual. Le hace ascos a TODA la ropa nueva. A toda.

madre 11 (3)

Yo creo que por si es por él, iría todo el día, no sé, con el pijama de Spiderman, por ejemplo.

Aquí, oootra cosa que estrena y que, vaya qué casualidad, “no tuta”.

madre 11 (4)

Con deciros que ya se está convirtiendo en una costumbre que por la noche, totalmente dormido, grite: “¡No tutaaaaaa!”

madre 11 (5)

Y todo le viene mal. O todo le viene bien, si se trata de manías. ¡Aaaaayyyñ!, ¡que está el forro de la manga salido y no lo puede aguantarrrrr!

madre 11 (6)

No conozco a nadie más cabezón y tiquismiquis. Y no le importa quedar mal con los demás…

Hoy es su cumple y, como no podía ser de otra manera, el gorro y bufanda de Spiderman que le han caído como regalo… “no tuta“. ¡Pero qué difícil es este crío, la madre que lo parió!

madre 11 (7)

Justo en este día, Esperanza Gracia lo describe a la perfección.

madre 11 (8)

A ver, que tiene facilidad para ganarse a la gente, de toda la vida. Pero yo hoy lo voy a tirar por la ventana, y hasta sus tres años hemos llegao.

Porque las maniaticadas no se reducen a la ropa… ¿Recordáis aquel juguete por el que nos montó el pollo en la tienda, que no lo soltaba ni a tiros? (* Ver post del día 22 de octubre). Pues se lo regalamos por su cumple.

madre 11 (9)

Taaaaaantas ganas que tenía, tal fue el enamoramiento… Pues lo monto, tira dos veces los coches, y me viene con “ete no”, “ete no” y “ete no”, señalando un coche, el otro y las rampas.

Todo eso es lo que le ha gustado. O sea, nada de nada. “¿Se lo damos a otro nene?” “Sí”. Y lo voy a dar, ¡vaaamosss que si lo hago!

Claro, acostumbrado a hacer el burramen y a relacionarse con niños mayores que él, hasta a mí me parece esto una moñada. Pero la perra que se agarró en la tienda, la teníais que haber sufrido.

Este niño ha venido al mundo para ponerme a prueba.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios