¿Dices que esto se chupa?

He estado sacando las típicas cosas que guardas en un bolso de carro de bebé: pañales, baberos, sonajeros, un yunque, una ardilla disecada… en fin, lo normal. Entre los tesoros que he reencontrado, un chupete.

Resulta que Don Bimbas jamás lo ha utilizado. Con mascarme el pezón y tenerme a todas horas a su merced, ya tenía suficiente. Pero se me ha ocurrido dárselo. Como le cuesta tanto dormir, y usa el biberón para conciliar el sueño, lo mismo sonaba la flauta…

niño

Su cara de extrañeza en plan “qué narices me has plantado aquí” ha sido todo un poema. Y, finalmente, tras la curiosidad inicial y un amago de metérselo en la boca, ha hecho lo que durante toda su vida, ignorarlo. Adiós a mi última esperanza.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios