DIARIO DE UNA EMBARAZADA. Cap 14. Madres embarazadas exentas de la advertencia de no coger peso

No sé qué fijación tiene El Cachorro de subirse a la “bici grane” (grande) que encuentra en la urbanización. Pero frita me tiene, porque claro, la que ha de andar sujetándole, y sujetándola, porque ni siquiera tiene ruedines, soy yo. Os recuerdo que llevar peso, y además ir corriendo, no es bueno para mi estado…

Niño

En fin, igual soy una inconsciente, pero cogí peso e hice las mismas cosas que sin estar preñada en el embarazo anterior y la cosa me salió bastante bien. También es verdad que todo fue un paseo. Yo fui de supermujer que todo lo hace y todo lo puede y de nada se queja. Pardilla. En este no me pillan. ¿Para qué están las hormonas si no es para echarles la culpa?

Bueno, de momento no lo pongo en práctica y pringo igual. En este embarazo, con un enérgico hijo de dos años, no me queda más remedio. Y como me dijo una amiga ginecóloga en su día, el embrión que está bien enganchado, no se desprende. El mío debe estar agarrándose a las pareces de mi útero con piolet.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios