Día de los enamorados

Mi hijo me inspira. Hoy he concursado para que premiaran mi frase de amor. Con esta dedicatoria hasta los huesos convertidos en polvo de San Valentín se han transformado en azúcar glace:

Nunca pensé que al hombre de mi vida lo iba a tener que parir. Te quiero, hijo mío, tanto.

No he ganado y no sé por qué, la verdad. Ni que el amor materno-filial no disparara el espíritu consumista del personal también, ¿no? Y además, hay Día de los Enamorados, Día de la Madre, del Padre… ¿pero el Día del Hijo? ¡El Día del Hijo no existe! ¿Cuándo entonces puedo declararle mi amor al mío sino hoy?

Niño

Por otra parte, perdonadme que apostille, pero no me negaréis que, con esta foto, aparte de enamorarme perdidamente de él, no puedo sino fardar de crío, ¿eh?

Sigo. Atención a qué formatos de corazones me han llegado hoy…

Billete amor

Madre

Ya estoy preparada para cuando mi hijo empiece a hacer manualidades… Soy una magnífica receptora de cosas con mucho, muuuucho valor.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios