De casta le viene al galgo

Le podré prohibir que pegue, que grite. Le podré prohibir que escupa, que rompa. Le podré prohibir que salga, que entre. Pero jamás podré prohibirle que suba.

Niño

Y sin pies de gato ni nada. Mira que lo llevo diciendo tiempo… Este niño tiene un don para la escalada. Clavado a su abuelo. Como se le parezca en todo ya me puedo preparar a planchar su cinturón negro de judo y a temblar viéndolo correr en el encierro.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios