Cuchi-cuchi, ZASKA-ZASKA

Mi chiquitico, antes de irse a la cama, se ha tomado su bañito, y luego su biberoncito con su lechecita con cerealitos. Y se ha quedado tranquilito, esperando a que le entrara el sueñito para ir a su cunita…

¡Hasta que ha visto mi bokata de chorizaco ibérico! Se ha sacado el chupete de la boca y se ha lanzado a por él. Le ha arreado tres traskaos y, entonces sí, ya se ha ido a dormir. (Daba miedo verlo. Ni tiburón).

Niño


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios