Cualquier tiempo preñado fue mejor

Cuando me embaracé me dijeron «más te vale que no te pongas enferma porque no puedes medicarte con nada», y yo hay sugerencias que me las tomo al pie de la letra. Así que nada me pillé. Como una rosa de mayo… hasta ahora. Con la garganta a la virulé, la cabeza a la funerala, la laringe en carne viva, los oídos fanés, la nariz taponada y moqueante y el cuerpo hecho trizas, suplico ¡¡QUE ME EMBARACEN A LA VOZ DE YA!!


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios