Cuádriceps

Mis peques ya sabéis que son bastante prodigio del deporte. O, más bien, ahora que pienso en cómo le da El Cachorro a la raqueta o resuelve una llave de judo, yo diría que de ponerse a prueba físicamente. A ver, no paran quietos. Trepan que es increíble verlos, aprenden a montar en bici y la montan que llaman la atención, saltan desde alturas asombrosas…

Don Bimbas, en especial, es más sorprendente aún, dada su edad. Si El Cachorro es bueno, este es, no sé si mejor, pero sí más precoz todavía en habilidad y en fuerza. Con eso de que hace lo mismo que su hermano, realiza con tres o cuatro años lo que El Cachorro con seis o siete. LO-MIS-MO. E, insisto, El Cachorro es todo un atleta.

Tiene especialmente alucinados a un matrimonio vecino y amigo que comparte mucha vida con él. Ella es profesora de educación física y campeona de atletismo, y siempre comenta que es tremendo el cuerpo que tiene mi pequeño.

Hace una semana o así, que Don Bimbas se quedó a dormir en su casa, nos dijo su marido que es que es llamativo cómo tiene las piernas. Que en los muslos le salen unos pedazo de bultos de lo desarrollados que tiene los cuádriceps.

Hoy he querido sacarle foto así en reposo.

madre 31 (1)

Y sí que son unos señores muslámenes

¡A ver si, en vez de, como me dijo una traumatóloga infantil, tener dolores infantiles de crecimiento, lo que tiene es una supermusculatura no apropiada a su edad…!


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios