Cosas de niños que te ponen de los nervios

No sabes cuántas satisfacciones te da un niño hasta que no lo tienes.

niño

A esta manta beige le faltaba un toque carmín, por lo visto.

niño

Y esta colcha blanca era muy sosa…

GRRRRRRR.

El Cachorro lleva días saliendo de sus clases de inglés con un borrón de tinta en la mano húmedo y pringoso que le deja las mangas y todo lo que toca manchado.

niño

No sé en qué momento a su profesora se le ocurrió sustituir las graciosas y siempre limpias pegatinas que les ponía en el dorso de la mano por estos sellos que son manchurrones. Estaba yo rumiando si llamar su atención, hasta que hoy al salir de clase de nuevo con la mano emborronada, veo a otra alumna con una figurita fina y mona estampada en la suya. ¿Ein? ¿Y por qué ella no lleva manchurrón? Y me explica una madre que es que la profe les deja el sello a ellos, que son quienes se lo ponen a sí mismos. Y mi hijo es como yo, no tiene medida. Yo creo que coge la tinta directamente, sin el sello, y se la desparrama en la mano. Misterio resuelto. Pero me pregunto qué habrá pasado con aquellas maravillosas pegatinas…

No contento con tenerme al borde del infarto con estos motivos decorativos en ropa de cama y prendas de vestir, remata la faena con unos cuantos sustos. Nos vamos a una fiesta de disfraces…

niño

… y el pirata se trae como botín a casa unos cuantos globos que le flipan, sobre todo, ¡para explotarlos! Con el pavor que me ha dado a mí siempre eso. Pues nada, él ¡pum!, ¡pum!, encantado de la vida. Y yo con el desfibrilador preparado.

niño

El colmo es que ahora me tiene hinchando globos para hacer de las suyas. En esto que hoy, al inflarle uno a golpe de pulmón, ha explotado.

niño

Y a mí me ha dado cosa, claro. Entonces me he negado a seguir hinchándoselos. Y el tipo: “No pasa nada, es solo un globo”. “Ya, no pasa nada pero a mí me da miedo”. Y el otro empeñado: “Noooo, miedo nooooo”. O sea, que a él le puede dar miedo una toalla, un filete, lo que sea, y a mí no me puede dar miedo un globo que me revienta en la cara. Qué morro tiene.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios