Cordericidio

En Navidad mi madre siempre asa un cordero que debe de tener menos tiempo que mi niño. Aaaaaay, pobreeeee. ¿A que este año no me lo como? Espera… sniffff, snifffff… ¡ha empezado! ¡El asado está en marcha! ¡¡Qué bien huele!! ¡¡¡Salivo!!!

Cordero, el horno te sienta TAN bien…


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios