Carpetanos

Mañana entrega Don Bimbas una ficha sobre un yacimiento prehistórico cercano a Madrid. Lo que ha hecho él es ir escribiendo las letras que yo previamente le decía y que, como todavía no sabe cuáles son, le tenía que escribir también antes. O sea, que lo que puede saber de este trabajo, os imagináis qué puede ser. Tiene dos sílabas, empieza por “na” y termina por “da”.

Pues lo tiene que exponer.

No, no hemos ensayado mucho. Pero porque me conozco el percal también. Él puede repetir lo que yo le digo que diga. Pero, motu proprio, no. No memoriza. Así que por mucho que le enseñe que se trata del yacimiento de Miralrío y que allí vivían los Carpetanos (esto se lo repito mucho), que situaban sus pueblos cerca de ríos o arroyos, que sus relaciones sociales eran de igualdad, que eran agricultores y que con hierro construían herramientas, armas y otros elementos como fíbulas, dado que vivían en la Edad de Hierro, él se va a quedar con una cosa o con nada.

madre 16 (1)

De hecho, de camino al cole, pruebo:

– ¿De dónde es el yacimiento?
– ¡De los cam-pe-tanooosssss!
– Sí, de los carpetanos. Pero está en Miralrío. ¿Y dónde construían sus pueblos?
– ¡En los cam-pe-tanooosssss!

madre 16 (2)

A TODO contesta “¡cam-pe-tanos!”, todo contento. Lo malo es que su hermano y yo nos tronchamos de la risa y, claro, así no hay quien pueda.

P.D. Por la noche, después de cenar, se me ocurre preguntarle, con su padre delante, y para hacer la gracia, que de dónde era el yacimiento. Y, esperando que grite de nuevo “cam-pe-tanos”, coge y salta: “De Miralrío”. ¡MIRA, ES UN FIGURA!


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios