Carismazo

Hace poco ya conté aquí que, yendo en coche al cole, tanto mi hijo mayor como el pequeño, saludaron con entusiasmo a otro niño que iba andando, de la edad de El Cachorro. El Cachorro me explicó que ese niño era muy amigo de su mejor amigo, y que conocía a Don Bimbas porque le encantaba mi pequeñajo. A ver, Don Bimbas siente adoración por el mejor amigo de El Cachorro, y es totalmente correspondido. Ahora, parece que ese amor a mi pequeño, se está expandiendo. “Es que a Hugo le parece muy mono”. Hugo es el niño al que saludaron.

Hoy, al dejar primero a El Cachorro en la fila de su clase, veo cómo el tal Hugo se acerca a mi hijo y le dice: “¡Pablo!”, así, como encantado de la vida. Don Bimbas, que estaba distraído, repara en él y se le lanza. El otro lo coge aúpa y pone cara de encantado de la vida.

madre 6

¿¡Habrase visto!? Está Don Bimbas de un contemplado que es tremendo. Como esto siga así, a ver quién le baja el pavo más adelante…


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios