Bigote polémico

A El Cachorro le encanta que se le quede bigote de chocolate cuando bebe ColaCao. Y vérselo. Así que ¡me pide que le haga foto! Y posa y pone caras.

niño

No es la primera vez que me dice «hazme una foto», pero sí que es algo reciente. Antes huía. Pero ya lo he conseguido. A fuerza de foto, tras foto, tras foto, tras foto…

Ya lo dice mi madre: «Estos niños no van a tener vida para ver todas las fotos que les has hecho».

niño

Cuando me iba de casa, me ha dado un beso en la boca y hemos hecho como que yo iba al trabajo con bigote también. Nos hemos reído. Pero cuando llega la noche y vuelvo, y recordamos lo del bigote, me dice que está triste porque los amigos del trabajo de mamá se han reído de ella por llevar bigote (es lo que se ha imaginado). ¡¿Tú te crees?! Aunque le he dicho que no me importaba, porque era broma, él seguía diciendo que no le gustaba que se rieran de mí. Ya le he tenido que asegurar que de mí no se reía nadie, que no se preocupara, que en todo caso conmigo. Por favor, qué pobre. No tenía ni idea que ya manejaba ese concepto.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios