Beso vomitivo

Antes de ir a dormir le pido a El Cachorro: «Dale un beso al hermanito». Y en el momento en el que se agacha… ¡¡BOARGH!!, coge el pequeño y le vomita en toda la cara.

niños

Vaya manera que tiene de corresponder a los cariños, el canijo. Ahora, a El Cachorro no solo no le ha importado, sino que se ha empezado a deshuevar. Y Don Bimbas, también.

En fin, habrá que concienciarse. Si convives con un bebé, lo haces con todos sus fluidos, que emanan de él en cualquier momento y situación. ¿Que quieres ver si ya es capaz de sostener bien su cabecita y lo pones boca abajo para comprobarlo? Pues atente al efecto colateral: acabar con las sábanas babeadas. He aquí la prueba:

bebé

Esa sensación de vivir en una humedad permanente…


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios