BAHÍA DE HALONG

Cueva de Hang Sung Sot.
Pueblo de pescadores.

madre 5 (1)

View this post on Instagram

COSAS QUE SE APRENDEN EN VIETNAM Que otra forma de empezar el día es posible, por ejemplo, haciendo tal chi, que con este paisaje, en la cubierta de este barco, yo soy capaz de hacer tai chi, tai cho, kung fu, esgrima, curling y macramé, que pensé que me lo tirarían a la cara y no pueden estar más cómodos con los plátanos, que si nuestras habitaciones son la 101 y la 102… ¿dónde están las otras cien?, que definitivamente tenemos los pies de lo más desaprovechados, que somos once personas en el barco, que siete trabajan y que no somos nosotros cuatro, que el mar está lleno de porquería y es una tristeza absoluta, que es factible controlar y aplacar las ansias asesinas porque me han despertado de la siesta para hacer kayak y no he matado a nadie, que bañarse en una bañera con el mar casi a tu altura y separada por una ventana con lamas de madera, chica, es otra historia, que cocinar cordero el chilindrón no sabré, pero enrollo viandas en papel de arroz que es que hay que verme, que unos se dedican a pescar calamares y otra a pescar una cogorza, que he visto cosas que vosotros no creeríais, como a un mico de crío encendiéndose un cigarro, que, hablando de cigarros, echo de menos fumar cuando todos duermen en mi terraza del camarote con la suavidad de las olas batiendo en el barco, que pocas horas tiene el día cuando el día transcurre de esta guisa, que no me quiero ir. De momento. #HaLong #Vietnam #viajarconniños #Los4FantásticosEnVietnam #Día19

A post shared by Amaya (@amayareytv) on

COSAS QUE SE APRENDEN EN VIETNAM

Que otra forma de empezar el día es posible, por ejemplo, haciendo tal chi, que con este paisaje, en la cubierta de este barco, yo soy capaz de hacer tai chi, tai cho, kung fu, esgrima, curling y macramé, que no solo no me los tiraron a la cara sino que no pueden estar más cómodos con los plátanos, que si solo hay dos habitaciones y son la 101 y la 102… ¿dónde están las otras cien?, que definitivamente tenemos los pies de lo más desaprovechados, que somos once personas en el barco, que siete trabajan y que no somos nosotros cuatro, que el mar está lleno de porquería y es una tristeza absoluta, que es factible controlar y aplacar las ansias asesinas porque me han despertado de la siesta para hacer kayak y no he matado a nadie, que bañarse en una bañera con el mar casi a tu altura y separada por una ventana con lamas de madera, chica, es otra historia, que cocinar cordero el chilindrón no sabré, pero enrollo viandas en papel de arroz que es que hay que verme, que unos se dedican a pescar calamares y otra a pescar una cogorza, que he visto cosas que vosotros no creeríais, como a un mico de crío encendiéndose un cigarro, que, hablando de cigarros, echo de menos fumar cuando todos duermen en mi terraza del camarote con la suavidad de las olas batiendo en el barco, que pocas horas tiene el día cuando el día transcurre de esta guisa, que no me quiero ir. De momento.

madre 5 (2)

¿Qué pasa también hoy?

Pasa que Don Bimbas se entretiene él solico. Y con tres lápices. Los mueve, los maneja, hace que hablen entre ellos, que compitan en carreras… Esta es la maravilla de la infancia que con los móviles poco a poco estamos perdiendo.

madre 5 (3)

Y mi rubio hace bastante esto de montarse películas con cualquier objeto.

Pasa que nos acercamos a una aldea de pescadores en la Bahía de Halong. Suena una música melódica alta, muy típica del país.

– Anda, música – digo.
– Es de chinos, ¿no? – dice Don Bimbas.

madre 5 (4)

Pasa que está Don Bimbas tiradazo en la superficie donde más le gusta dormir, el suelo.

madre 5 (5)

Su hermano intentando pescar calamares, sin ningún éxito. De pronto…:

– ¡Pablo, mira, un calamar!

Don Bimbas se levanta con el ojo pipa. Se asoma.

– Que nooooo, que es broma.
– ¡¡No me gustan las bromas!! – exclama, irritado.

Sin embargo, a él bien que le gusta hacerlas…

madre 5 (6)

Pasa que me da por pensar si no estoy sometiendo a mis pequeños a demasiados estímulos. Yo, que soy la que no compra el bono-parque para que no vayan cada dos por tres e ir a un parque de atracciones sea algo especial o un premio, voy y les llevo de viaje donde no pueden hacer cosas más especiales y únicas.

madre 5 (7)

Tren nocturno, montar en moto, montar en moto sin casco, montar en ciclo taxi, cama con mosquitera, kayak, varios tipos de canoa (y ya hasta se me aburren), baños de noche en piscinas especiales…

madre 5 (8)

… baños diurnos en playas desiertas de escenarios de película, cuevas, pesca del calamar, snorkel en un fondo de mar maravilloso con corales, estrellas de mar azules y peces tropicales, avión con dibujos y videojuegos sin fin, barco exclusivo…

madre 5 (9)

Y ahora… ¿con qué narices los sorprendo?


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios