Aviso con retraso

Está muy bien eso de que te pida el orinal sin parar, que le bajes los pantalones, quites el pañal, y le sientes, que no haga nada pero que se niegue a que le vuelvas a poner el pañal, que le digas que avise si quiere hacer algo y que cuando te diga «mamá caca» le pidas que se siente, se resista y replique «no, ahí no», que insistas «sí, ahí sí que aquí huele a caca del pedo de preaviso que te has debido de tirar, que tienes que estar a punto», y que descubras que el olor viene de hecho de un zurullo que ya reposa en los pantalones. Está muy, pero que muy bien.

Quitarle los pantalones, limpiarle las piernas con un kilo de toallitas, llevar los pantalones con el pastel al baño para tirarlo por el váter, volver a la cocina y encontrarte al enano cenando… de esta guisa…

Niño

… te reconcilia con el escatológico episodio y te alegra, porque ya tienes para otro post.

¿Qué tal será eso de cenar con el culo al aire y los pantalones por los tobillos?


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios