La magia del Ratoncito Pérez

Ayer a El Cachorro se le cayó un diente…

madre 25 (1)

Y, hoy, el ratoncito Pérez de la traído unas gafas de buceo. Verdes, de su color favorito.

madre 25 (2)

Y dice El Cachorro, emocionado: “Ha venido el Ratoncito Pérez. ¿Cómo sabía que quería esto?”

Qué maravilla. Está flipando con la magia del bicho.

Por otra parte, no sé si sabéis que tenemos otro ratón… Don Bimbas. Le pide a El Cachorro las gafas de buceo que le ha regalado el Ratoncito Pérez. El Cachorro dice que no.

Al rato, estando El Cachorro y yo hablando, reparo en que Don Bimbas está muy callado. Por detrás, de la manera más sigilosa posible, ha ido a sacar de su funda las gafas de su hermano.

madre 25 (3)

Luego aparece por detrás de mi silla y me da en el hombro. A escondidas, y con una sonrisa de pillo, me enseña que lleva puestas las gafas.

Porque cuando Don Bimbas quiere algo, LO CONSIGUE. No hay quien lo pare. ¡Es un brujo!

madre 25 (4)

Y el buenazo de su hermano ajeno a lo que estaba sucediendo…

Hulk

Mi hijo convirtiéndose en el increíble Hulk.

madre 24 (1)

Primero, por los pedazo abdominales que se gasta. Y segundo…

madre 24 (2)

Ya hay que empeñarse para teñirse así de verde, ¿que no? Si focalizara ese esfuerzo hacia otras cosas… Pero no. Si le pides recoger, se tira al suelo de pura desgana. Pero para hacer el mal, no hay descanso. Se emplea con verdadera pasión.

madre 24 (3)

Sudo de pensar en lo que me va a costar quitarle esto.

Cuando estás de vuelta de todo…

Hemos invitado a unos amigos a la finca del Señor de las Bestias. Nos lo estamos pasando de cine y, como es natural, mayores y críos disfrutan de los animales. Todos… menos uno.

Que quiere Twix, dice.

madre 23 (1)

Lleva todo el día comiendo comida basura, el puñetero. Y ahí lo tienes, pegado al cristal que lo separa de todos sus anhelos. Esto es lo que más le llama la atención a Don Bimbas.

Por su parte, El Cachorro, no se queda atrás. Todos haciéndose fotos con los animales y mi hijo elige a este:

madre 23 (2)

Es la comida de las rapaces. Está congelada. Igual El Cachorro tiene esperanzas de que resucite al lado de un radiador. O espera que se convierta en una rata zombi: Ratinguer Zeta.

Supongo que esto es lo que ocurre cuando ves y estás con todo tipo de animales cuando quieras.

Sea lo que sea, NO LA VAMOS A LLEVAR A CASA.

¿Será posible?

El increíble caso de los niños que por muy tarde que se acuesten, siempre se levantan a la misma hora.

madre 22 (1)

Aquí, 7 y pico de un sábado. (Los mato). No se ha despertado ni el sol.

De verdad, siempre pico. El día que golfeamos lo más grande y se acuestan megatarde, me emociono pensando en lo mucho que voy a dormir por la mañana. Pero ya se encargan ellos de echar por tierra mis aspiraciones…

Apañado

Entro al baño y me encuentro a Don Bimbas en el suelo de rodillas, frotando con papel higiénico.

madre 21 (1)

– ¿Qué haces?
– Estoy pimpiando.
– ¿Te has hecho pis fuera?
– Sí.

Pero antes de que entrara mamá, lo descubriera y le montara un pollo, ahí estaba él, arreglando el desaguisado. Qué rico. Vivan los pises por fuera.

Niños autónomos

Estamos en el bar de debajo de casa y el Señor de las Bestias coge y le da las llaves a El Cachorro y le pide que vaya a casa y que coja una cabritilla, y que la baje adonde estamos.

– Eeeeh, ¿en serio le has dado las llaves de casa a un niño de seis años para que lo acompañe su hermano de tres A COGER SOLOS UNA CABRITILLA Y BAJARLA, SACARLA A LA CALLE Y TRAERLA AQUÍ?
– Sí.

Bien pues.

O sea, tenían que subir, saber abrir tres puertas (portal de fuera, portal de dentro y casa), saber abrir el transportín, saber dominar a una cabra (pequeña), saber ponerle la correa, saber llevarla por el pasillo y por la calle, sin que les diera un tirón y acabara en la carretera… y aparecer los tres sanos y salvos en el bar.

– Igual me he pasado, ¿no? – me reconoce.

Pero El Cachorro solo nos ha llamado del fijo un par de veces, creo que porque no podía sacar la llave de la cerradura de casa. No me he querido enterar mucho cuando a la vez estaba diciendo algo de que la cabra había ensuciado no sé qué y ya me estaba poniendo yo del higadillo.

Y luego han aparecido los tres…

madre 19 (1)

Ahí los tienes. Jíbalos.

En fin, nada, que hoy con cabra en casa.

No está tomando su biberón. Pero la dejo en la cocina un segundo ¡y mirad la que me ha liado!

madre 19 (2)

Ha cogido una foto que tengo en el frigo y…

madre 19 (3)

La ha tuneado a mordiscos.

También le ha dado por masticar mi vestido y en cero coma le ha hecho un agujero. Una más y abro el horno. Ella verá.

El donador

Se viene quejando El Cachorro de un cumpleaños porque su amigo le había dicho que le iba a enseñar a su padre donador y que no lo había hecho.

– ¿Su padre es domador? ¡Como el tuyo!
– ¡No! Donador.
– ¿Donador?
– Sí.
– Aaaah. – Descubro que me habla de su mejor amigo, que yo sé que es hijo de madre soltera que se inseminó. Pero me llama mucho la atención y quiero saber cómo se lo ha explicado el crío a El Cachorro. – ¿Y eso qué es?
– No sé. Pero no lo he visto. Y eso que me había dicho que me pusiera guapo. ¡Y me he vestido guapo para nada! – Cada vez estoy más fascinada.

madre 18 (1)

– Pues que te explique bien, cariño, porque, que yo sepa, si su padre es donador, mucho me temo que no lo podéis ver.
– ¿Por qué? – ZAS.
– Bueno, oye, que no sé. Que te explique bien tu amigo, que igual es que yo no sé.

Estoy deseando saber cuál es la explicación.

P.D. Un año después, todavía no lo sé. Y no quiero sacar yo el tema porque no me apetece que vaya mi hijo con preguntas indiscretas o con dudas que igual no se saben explicar bien, quiero que salga del crío en cuestión. ¡Y no ha vuelto a salir el tema!

Aquí me pilla…

Es junio, ya no hay extraescolares, y para las tres y pico mis críos ya están en casa. Últimamente Don Bimbas viene del cole y acaba sobándose en el sitio más insospechado.

madre 16 (1)

Parece un muerto de esos a los que fotografiaban en posturas de vivos, como las fotos que salían en la peli de Amenábar de “Los Otros”. ¿Que no?

madre 16 (2)

Por no hablar del dolor de hombro con el que se va a levantar… ¿Cómo puede dormirse en esta posición? Es increíble.

Bueno, el caso es que suele caer tipo cuatro de la tarde. Hoy parecía que aguantaba.

De repente, noto como una paz… El Cachorro y él han estado jugando y armando jaleo como locos. Pero ahora hay un silencio totalmente perturbador.

madre 16 (3)

Pues ahí se ha quedado, traspuesto en la silla. Hace falta estar derrengado para encontrar algo de comodidad en esa superficie y con esa postura.

(Por cierto, vienen comidos, pero con hambre. De ahí los macarrones…)