Amo de casa súper dotado

Pero qué aplicado con las labores del hogar… A ver si no se le pasa esta fiebre. Mete la ropa en el tambor de la lavadora, utiliza cualquier cosa como escalón y, hale, a programarla… ¡De un apañao!

Niño

Y todo esto, con suma elegancia. Hoy lo ha vestido su padre y lo ha puesto hecho un dandy.

P.D. Una cosa es que vaya a programarla y otra que, en efecto, lo sepa hacer. Solo da a los botones y se extasía viendo las lucecitas. Lo digo por si ya hay madres por ahí poniéndose nerviositas con las comparaciones.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios