Adiós, niños. Hola, bichos

Me cuenta la mujer que cuida a mi pequeño, que cuando lo saca de paseo y van al parque, de los niños pasa olímpicamente, pero que va detrás de cada perro que ve como un loco. Y de los pajaritos.

Este es de mi opinión. Molan más los animales que la mayoría de las personas. Solo que los pajaritos no le corresponden mucho…

Así que a veces se tiene que conformar con los niños, y resulta que tiene la mala costumbre de tirarse encima de ellos, a lo bestia. Generalmente prefiere los de la edad de su hermano. Los sosos de los de la suya no le atraen en absoluto. Pero, claro, ha aprendido a jugar como un niño de tres años más que los que él tiene. Y la delicadeza brilla por su ausencia. Así que se ha convertido en el terror de los de su generación.

niño

Solo se muestra compasivo con los animales. Por ejemplo, con este ocelote…

niño

… quiere compartir hasta su propio biberón.

niño

Nada, que le voy a tener que comprar un perro, un compañero de juegos a su altura, un rottweiler.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios