Hermano mayor

A El Cachorro le ocurre una cosa. Resulta que quiere un hermano. Y eso no puede ser. No por nada, sino porque el hermano que quiere… ¡es uno mayor que él!

madre 28 (1)

Pues no ceja en su empeño de pedírmelo.

Le pasa lo mismo que a mí, que no debe ver las ventajas de ser el hermano mayor. Tener un hermano menor es un rollazo* y yo también suspiraba por haber tenido un hermano mayor. Tener un hermano mayor y ser rubia, esos eran mis más fervientes deseos. Y tener un perro. Todo superfactible, como veis.

Menos mal que el perro, a base de pedirlo en todos los cumples y en todos los Reyes, lo conseguí.

* De pequeños, mi hermano menor era más rollazo que el hermano menor de El Cachorro. Porque El Cachorro y Don Bimbas bien que se entretienen jugando cuando no se están cascando. En cambio, mi hermano y yo solo nos cascábamos, éramos incapaces de jugar juntos solos.

Papelucho

Ayer se acostó El Cachorro con algo de fiebre y hoy se ha levantado también calentando. Así que ha dicho que no quería ir al colegio.

El pequeño que lo oye…: “Mamá, eztoy malito, atjó, atjó”. Jaaaa, ja, ja, ja. Un papelucho de cuidado, el colega. “No cuela ni de coña, bandido”, le digo. “¡Eztoy malito! ¡Atjó, atjó!”

madre 27 (1)

¿Pero cómo es tan espabilado?

¡Manos arriba!

Entro en el cuarto de los niños, a darles un besito y verlos dormir. Y me encuentro a Don Bimbas de esta guisa:

madre 26 (1)

Debe estar soñando que le están atracando…

Ya podía rendirse tan fácil, el mochuelo. Pero se ve que solo baja la guardia mientras duerme. Qué majico. Me voy callandico porque si lo despierto, la lío pero gorda. Porque el otro, no. Puedo ir al cuarto con un cuadro flamenco, y El Cachorro no dejará de roncar ni un instante. Pero Don Bimbas tiene mal dormir. Se despierta cada dos por tres y no necesita, por lo visto, descansar como el resto de los mortales. Así que, despertarlo, es hipotecarte la noche. Ya lo hará él solito…

Numeración random

Acabamos Don Bimbas y yo una partida del Tragabolas. Le digo: “A ver, cuántas son las bolitas que has cogido”. Y empieza a cogerlas y a colocarlas: “Cinco, siete, osho, siete, osh…cinco”. Pero encontramos que hay alguna bolita más. “A ver, cuenta otra vez”. Y cuenta: “Uno, tes, osho, cinco y siete”. En otra partida le hago volver a contar y cuenta la misma secuencia, uno, tres, ocho, cinco y siete.

madre 24 (1)

¿Veíais la serie “Perdidos”? A mí me la recuerda…

¿Qué quieres ser de mayor?

A mi hijo le pones en un brete si le preguntas qué quiere ser de mayor. “Jo, es que yo quiero ser muchas cosas”, dice. Porque El Cachorro quiere ser todo lo que somos la gente que le rodea.

Lo principal suele ser lo de su padre, que es con lo que empieza, y luego va toda la retahíla: “Quiero ser de la finca, quiero ser periodista (yo), quiero ser médico (su abuelo y sus tíos), quiero ser cantante (Michael Jackson, que es como de la familia), quiero hacer pulseras (la nueva ocupación de una tía suya)…” y así.

madre 23 (1)

No hace sino enumerar las profesiones de los miembros de su familia (y de Michael Jackson). A ver qué acaba siendo. Porque lo de la finca le llama la atención lo que más y le parece que lo tiene hecho. Creo que sabe que su padre no terminó los estudios y bien que está ahí. Así que lo de esforzarse en el cole, como que no va con él. Pero yo le digo que tiene que estudiar de lo lindo para poder elegir, porque su padre está ahí porque no le quedó otro remedio. Vale, le encanta, pero no fue decisión suya. Y ya le he dicho que él tiene que estudiar veterinaria y económicas, ¡por lo menos!

En cuanto al otro… el otro aún se lo está pensando.

madre 23 (2)

Aunque es mucho más vago aún que El Cachorro, que ya es decir, así que, por no pensar, querrá ser lo que diga su hermano y santas pascuas.

Michael Jackson

Hace como unas tres semanas pusieron una canción de Michael Jackson en la radio. El Cachorro preguntó si era una chica la que cantaba, yo le dije que no, hombre, que era Michael Jackson, ¡el rey del pop!

madre 22 (1)

Se interesó también por si cantaba en español. Le dije que ni por asomo. Le llamó la atención mucho eso de que solo hablara inglés.

Se empeñó en ver el vídeo de “Thriller”. Le avisé de que iba a tener miedo. Me dijo que no. Luego tuvo miedo.
¿Recordáis su primera emisión en España, una Nochebuena? Madre mía, qué expectación y qué impactante fue. Unos cuantos síncopes se vivieron.

Ahora El Cachorro es un fan de Michael Jackson… como lo fui yo siendo adolescente. Me encantaba. Y ahora no quiere más que oír canciones de Michael Jackson. Y si escucha una canción en la radio, pregunta si es Michael Jackson, cuando es Adele. Porque ahora todos los cantantes del mundo, sobre todo si son mujeres o Prince, le parece que son Michael Jackson. Y suena una canción: “¿Este es Michael Jackson?”, suena otra: “¿Este es Michael Jackson?” Qué murguilla.

Está con la misma perra que con Star Wars, cuando me pedía constantemente que le contara algún “cuento” de Star Wars

Y ahora me salta cada dos por tres: “Yo quiero ser como Michael Jackson, ser inglés”.

Moda infantil

Pues va a ser que a mí el paraguas de mi hijo de la Patrulla Canina, me gusta.

madre 21 (1)

Muuuuy fan de utilizar artículos infantiles. Tengo una fiambrera metálica en forma de televisión con Betty Boop en la pantalla, que me compré en un parque de atracciones en Estados Unidos hace unas tres décadas, que utilicé de bolso durante muchísimo tiempo. Una chulada.

Menos mal que no tengo una cría porque le mangaría todo sin parar. Esmalte de uñas color chicle, sombras de ojos de purpurina, pulseras de plasticucho… En un mercadillo de verano me enamoré de un anillo chiquitín con un pollito azul y me lo compré para el meñique. Tan contenta.

Escapada

¿A que no sabéis qué he hecho después de dejar a estos dos señoritos en el cole?

madre 20 (1)

Pues algo que barruntaba desde hace tiempo. Años, diría yo.

He vuelto a casa corriendo, he cogido mis aperos de esquí…

Y me he largado a Valdesquí.

madre 20 (2)

Coño, tengo una profesión que es un asco en cuanto a estabilidad, que estoy en paro cada dos por tres. Y para una ventaja que tengo, no le saco partido… ¡Pues hoy se acabó! Aprovecho y voy cuando no hay nadie, entre semana.

Homenaje total.

Artistas con acuarelas

Tengo que trabajar y estoy con mis críos en casa, así que se me ocurre dejarles las acuarelas y que se pongan a pintar.

madre 19 (1)

Creo que, de esta forma, me dejarán en paz.

¿Pues no vienen cada dos por tres…

madre 19 (2)

… a enseñarme sus creaciones?

Y resulta que están…

madre 19 (3)

… ¡de lo más prolíficos!

(Esa cara de mi cachorrito al ver el dibujo de su hermano, pensando…: “No le tangues a mamá, es el mismo dibujo de antes, pero al revés”).

Lo único malo es que todos los colores acaban siendo el mismo, uno grisáceo, porque, sobre todo Don Bimbas, lo de mojar, pintar y ACLARAR para cambiar de color, no lo domina. ¿Y el pincel? Creo que le queda una cerda. De nuevo Don Bimbas, lo aprieta contra el papel como si en vez de pintarlo, quisiera asesinarlo.