Espectadores de excepción

Pues eso, que yo ya si hago pis sin público me siento como extraña…

madre_baño

Más tarde, este mismo día, voy al baño y, cómo no, porque tiene una especie de radar, aparece El Cachorro: «Voy a dejar esto (un juguete) y ahora vengo, ¿vale?» Y continúa: «Y me llamas, ¿vale? Y te limpio, ¿vale?»
Jaaajaja. Yo siempre le digo que me avise cuando termine de hacer pis o caca para limpiarle y ese es nuestro ritual. Claro que lo de que él me lo haga a mí… Ya le tocará, ya, cuando esté gagá.

Bebé humano o cachorro de ocelote

¡Si es que no sé con cual quedarme!

chico

¿A ver? ¿Votos a favor del humano? ¿Y del felino?

Hay una teoría que dice que los bebés son tan adorables para que sus padres no los rechacen, porque motivos, con esas noches sin dormir, ese mamar, esos lloros y tal, dan. Y está claro que esto sucede en todas las especies.

Bueno, ¿cómo va la votación?

Al mal tiempo, buena cara

La filosofía auténtica reside en los niños. ¿Que está nublado? Divirtámonos como si hiciera sol.

mar

Lo que se conoce como “al mal tiempo, buena cara”.

mar

Lo bueno es que son capaces de arrastrar a los mayores. Esa es su gran fuerza. Si no, de qué iba a pegar esos brincos en el agua su padre, con lo friolero que es.

Y yo con la cazadora vaquera sacando fotos. Que también se disfruta viendo disfrutar a otros.

Mis tetas

He aquí otro hombre que me quiere solo por mis tetas.

madre_tetas

Pero también sé que no me cambia por ninguna.

Espera, ¿o sí? Y si viene una con dos cántaros y este está con hambre y no me tiene a mano, ¿se amorraría? Hummmmm, I suspect.

Hijos que adornan

Aunque no lo parezca, son de la misma raza.

niños

niños

Distintos. Con lo que uno es guapo.

niños

Y el otro, también.

niños

Con estos dos bombones que tengo, si me aburro un poco me hago sesiones de fotos con ellos, que tenerlos al lado guapean que no veáis.

Así que por un lado me coloco a El Cachorro…

niños

niños

niños

niños

Y por el otro a Don Bimbas.

niños

niños

niños

niños

¿Qué? ¿Quedan bien o no quedan bien? Los puedo alquilar por tramos de media hora. Precio, a convenir (pero caro).

Odisea

Nos vamos a encontrar con el Señor de las Bestias en Tavira, Portugal. Esto implica que tengo que viajar con los niños yo sola. Así que el día comienza cogiendo un taxi para ir a Atocha. De ahí el AVE a Sevilla.

familia

Una vez en Sevilla, menos mal que cuento con algo de ayuda, porque tengo que llevar dos maletas, un cochecito y dos niños.

niño

Y hay que localizar la empresa de alquiler de coches. Ahí me dicen que soy yo la que tengo que colocar las sillas de los niños. Lo hago. Cargo el coche. Cargo a los niños y, hale, a por lo que yo pensaba era la última etapa del viaje: a Portugal.

bebé

Por suerte, se me amodorran durante el camino.

Llegamos a Tavira. Y ahí, que es una hora menos que en España, decidimos que aún podemos aprovechar el día. Así que pillamos un ferry.

familia

Acabamos en una playa.

bebé

Nos hacemos una foto familiar.

manos_familia

Volvemos al pueblo y nos vamos a cenar.

bebé

Y como el día ya no tiene más horas, lo finiquitamos y nos vamos a dormir.

Taxi, tren, coche, barco, playa… ¿Qué os parece el trajín de hoy?

Eructos selectivos

Afearle la conducta a uno de mis hijos y aplaudírsela al otro.

Porque si se tira un eructo El Cachorro es de mala educación.

niño

Pero si lo hace Don Bimbas, es necesario.

bebé

Es más, ni siquiera me puedo enfadar con el peque si me regala un fantástico estampado en la pared, que para qué quieres un vinilo.

pared_pota

Ahora, vas y se lo explicas al mayor, si eso. Nada, nada. Dan comienzo las diferencias entre hermanos.

Superlativo

Le doy a El Cachorro la bolsa de la pisci para que me ayude y se empieza a quejar…: “¡Es que pesa muy montón!” Y me parece que voy a adoptar esa expresión tal que ya, que me parece la más gráfica del mundo mundial.

niño

Me hace tanta gracia que ahora le pido que me lleve cosas que pesan para que me diga lo de “muy montón”.

Pelitos

Acariciar la cabeza de mi bebé y parecer que lo hago a un melocotonico. Qué gozada.

bebé

Al otro, en cambio, su pelo no le debe estar gustando un pelo, valga la redundancia, y se lo quiere cortar.

niño_cortandose_pelo

Hora de comprobar si esas tijeras que mi amiga me dio y me dijo que eran para niños, que no cortaban más que el papel, realmente no lo hacen. (¿Pueden unas tijeras ser tan inteligentes como para discriminar materiales?)