Escarbando, que es gerundio

Que a mi hijo le haya dado por remover la tierra de los tiestos y dejármelo todo perdido… ¿es porque lleva un jardinero dentro y se está… cómo se dice, expresando? ¿O simplemente por joder fastidiar?

¿O resulta que hay algunas (linces) que le están dando ciertos (malos) ejemplos?

niño

Casas monas con niños

Recibo a madre con dos niñas, una de dos años y la otra de seis meses, en casa. Y en un cuarto de hora, parece que ha pasado el mismísimo Atila. Libros y álbumes de fotos media hora antes primorosamente colocaditos en las estanterías, desparramados por el suelo, gotas de leche por todo el salón, huellas de manos pringadas en yogur estampadas en mis cristales y mis muebles lacados en blanco…

“Claro, es que quieres tener la casa esta así, tan mona, y con niños…”, me espeta la madre, a modo casi de reproche. Bueno, no sé, yo tengo un niño en casa y siempre tengo la casa así, tan mona.

(¿Por qué el resto de madres se empeñan en que las casas con niños tienen que parecer un campo de batalla?)

casa

Y se hizo la luz

El canijo tiene fijación con encender lámparas. También por apagarlas, pero si después las vuelve a encender. Y a mí me gustan las lámparas y tengo varias repartidas por casa. Y con el peque ahora mi casa parece una pista de aterrizaje.

Niño

Niño

Y da igual cómo sea el interruptor. Él sabe. Este por ejemplo es raro, como de rosca. Pero ninguno tiene secretos para él. Si quiere encender, enciende.

Aaaaah, bendita infancia que la factura de la luz te la trae al pairo…

Causa-efecto

De un tiempo a esta parte, para que el nene se lo coma todo, le tengo que cantar. El asunto es tremendamente efectivo: es empezar él a apartar la cara de la cuchara, entonar “estaba el señor don gato”… y abrir el pico y tragar como si fuera una cadena de montaje, sin ningún problema. Estímulo-respuesta cual perro de Pavlov.

Pero… ¿a santo de qué? Antes comía así sin canciones ni gaitas. No sé si es porque su padre le pone canciones infantiles de youtube en el móvil cada vez que le da la cena y me lo ha acostumbrado o es simplemente porque asoma un melómano de tomo y lomo.

Niño

El efecto secundario de tanta canción es que al pituso le entre el sueñico. La música amansa a las fieras.

Lanzamiento indiscriminado de besos

Mi niño manda besitos con la mano abierta a diestro y siniestro. Tiene mucho amor para repartir. Ahora no da miedo, chicas, pero esperad dentro de dieciséis años…

Niño

Tiene tanto arte que no sé si sugerir al comité olímpico que valore incluir la disciplina “Lanzamiento de Besitos”. Que no creáis que para esto vale cualquiera. No, no.

Aua

Me he propuesto que relacione su “aua” con el agua. Creo de hecho que es realmente lo que quiere decir, pero cada vez que lo oigo, y lo dice muy a menudo, se la doy. Y él venga pedirla. Y yo venga endosársela para que, en efecto, acabe relacionando.

Niño

Se está encharcando.

Secuencia

Subir del parque a casa y, mientras das la cena al nene, este se quita los zapatos y pone el suelo perdido de arena y piedras. Pasar el aspirador. Ponerte a cambiarle el pañal y el pijama encima del sofá y de nuevo empezar a salir arena y piedras por todos los lados. Jurar en arameo. Intentar quitar arena y piedras del culo del nene con toallitas. Arena y piedras se quedan pegadas al culo del nene. Volver a ciscarte en todo. Acostar el nene. Pasar de nuevo el aspirador.

Niño

Merienda alternativa

Mi hijo lo de subir las escaleras del tobogán solo y tirarse lo tiene más que superado. Así que anda en constante búsqueda de nuevos retos. Intenta ponerse a prueba física y psíquicamente.

Niño

(Aquí, meditando cómo ponerse a prueba física y psíquicamente).

Porque… ¿qué es esto de que en casa no haya querido merendar, baje al parque y se meta un puñado de arena en la boca?

Niño

Esperad, que aún vendrá alguno y hará un extracto de arena con coulant de chocolate blanco y se forrará.

Donde cuando los dan, los devuelven

Qué monos los nenes cuando aprenden a dar besos. Normalmente los tienes que perseguir y al final se los acabas dando tú. Y luego consigues que te los lancen con la mano abierta. Y te derrites. Pero… Esta mañana, después de darle su bibe de desayuno, espontáneamente mi nene me ha agarrado la cara con sus dos manitas y me ha dado un beso en la mejilla. Mmmmmmmaaaá. Así. Y luego dos veces más. Y yo he llorado de felicidad.

niño