Cuando todo es “papá”

Viene una amiga a visitarme a casa y le cuento que El Cachorro está empadrado perdido, y que llama a su papá constantemente. Y me sugiere que hagamos una prueba. “Vete. Sal de casa”, me dice. Así que le digo adiós al pequeño y salgo por la puerta. Y acto seguido oigo un berrido en sí bemol y después “¡papá, papá!”. Mi amiga abre la puerta y sale mi pequeño desconsolado, corriendo hacia mí. Diciendo “papá”. Mi amiga: “¿Ves? Dice papá porque es lo que sabe decir, pero para él su papá es papá y su mamá es también papá”.

La maternidad tiene dos sexos.

Me reconcilio con la vida.

madre

Cría cuervos

O sea, que me pego sus primeros 14 meses de vida las 24 horas pegadita a él, le hago caso a todas sin parar, hago público el amor intenso que le profeso…

madre

… ¡y va el tío y se me empadra! Que si papá por aquí, que si papá por allá. Que sale su papá por la puerta y va detrás llamándolo… “¡papá, papá!” Cría cuervos.

Felicidad pasada por agua

Si quiero hacer feliz a mi chiquitín, lo pongo a remojo y triunfo. Qué felicidad la suya dentro de una bañera.

Niño en bañera

Como yo, es de fácil conformar. A mí me das un cuenco de palomitas y me sientas en un sofá frente a una peli, y ya soy feliz.

Claro, que si yo estoy en el sofá mientras el nene está en la bañera… ¡mierda, no podemos ser felices a la vez!

Telefonista

Me encanta la fijación que tiene por el teléfono. ¡Ni que tuviera a alguien a quien llamar! O si realmente lo tiene… ¡ni que pudiera mantener una conversación!

Ahora, eso sí, que lo voy a nombrar mi secretario, lo tengo clarinete.

Niño

Tu piel morena sobe la arena

Hace un año, virgen de sol, la blancura de mi bebé era apoteósica (ver post del día 4 de junio del año pasado, por ejemplo). Pero ahora… Observo que su piel es como la de su padre, bien morena. Le da un rayo de sol y se lo queda, ¡y me da una envidieja pelleja…!

Mano

Si está así en abril, haceos una idea en agosto.

Risoterapia

No nos levantaremos pronto. No nos alimentaremos de forma saludable. No haremos trescientas flexiones. Pero nos reímos mucho.

Niño

Gracias a las cosquillas, a través del contagio, por imitación… Practicar risoterapia es nuestro gran secreto de belleza. Y guapos somos un rato. Ole nosotros, que desconocemos la modestia.

Curiosos asideros

Hay quien agarra al toro por los cuernos y hay quien agarra a la loca por la boca. Entre valientes anda el juego.

Madre

Yo le salgo a alguien con esta cara desde un callejón oscuro y le provoco un infarto. Menos mal que a mi pequeñito lo tengo acostumbrado desde que nació y se mea.

La historia es: este mete la mano en cualquier sitio. Claro, oscuro, seco, húmedo, inocente o peligroso. Le voy a tener que pegar un mordisco (¿¡otro!?) un día para que sepa que, con las bocas abiertas llenas de dientes, ojo.