Despropósito estilístico

Hoy he cometido el error de decirle a la chica que viene a cuidar al crío mientras yo trabajo: “No he dejado preparada la ropa, ponle lo que quieras”. Y lo que ha querido ha sido una camiseta con dibujitos azul verdosa, un jersey por encima crudo con coderas azul eléctrico, un pantalón de pana gris, unos leotardos azul marino y unos zapatos grises. Se ha empeñado, ¿eh?

(O es daltónica o le pago demasiado poco).

Y ocurre lo de siempre. Todo el día con la cámara colgando y se me pasa sacar foto de semejante despropósito estilístico.

Amor

Lo más valioso que tengo. Lo que más quiero en este mundo. El motor de mi vida. La razón de mi existencia. Mi pequeño es lo más grande.

¿Qué? ¿¿Cómo?? ¿¿Que no estamos a 14 aún?? Vaya. Estaba venga ver corazones y publicidad de romanticadas por ahí y me he despistado.

Pues si estoy así hoy, imaginad el Día de los Enamorados. Se os van a garrapiñar los ojos al leerme. Avisaditos estáis.

Ah, y el verdadero amor es cuando se es capaz de hacer cosas no muy agradables a y por la otra persona. Yo a mi hijo le cambio el pañal cagado. A cambio, él me desparasita.

Madre con su hijo

Un amor totalmente correspondido.

Ahora, ese empeño por dejarme tuerta, ¿a qué se debe, exactamente? (Con la excusa, venga meterme el dedo en el ojo, que es su verdadera afición).

¿A esto se refieren con “postureo”?

Es entrar a su habitación a hurtadillas a taparlo antes de acostarme (porque cuando se acuesta él es imposible) y encontrármelo siempre, siempre siempre siempre, con la cabeza en los pies y con la misma postura, boca abajo con el culo en pompa.

(He aquí en mi cama con la postura de marras).

Niño de postureo

… Ni que decir tiene que lo acuesto boca arriba y con la cabeza donde la almohada. Siempre, siempre, siempre.

(Lo del culo en pompa me recuerda al egipcio que construía un palacio en Astérix y Cleopatra).

Nieve

¡Primer día de El Cachorro en la nieve!

Niño en la nieve

Vaya par de muñecos. Y al que no es de nieve me gustaría congelarlo para que perdurara así en el tiempo.

Melómano

¿Pues no me ha salido melómano, aquí el canijo? Paseando por la calle me ha hecho pararme frente a unos músicos y no nos hemos ido hasta que no han terminado la pieza. ¡Y eso sin haberle puesto cascos con música clásica a mi tripa cuando estaba embarazada de él! Tampoco le puse filminas con cuadros de Van Gogh y espero que también le gusten. 😉

En la calle de paseo

Estratega

Bañar al nene garantiza un tsunami. Se queda mojado hasta el techo. ¿Cómo es capaz de pegar tales bofetadas al agua?

Pero no vayáis a pensar que todo es fortuito, espontáneo, producto de la casualidad. No. Hoy he descubierto que había gato encerrado. He aquí El Cachorro planeando el baño de hoy con su padre.

padre con su hijo

¿Qué clase de ataque habrán ideado? Miedo me da. Voy a por la fregona.

 

Repertorio gestual

¿Estás aburrido? Tú quédate un ratico pequeño mirando a un niño de un año. Verás que te organiza un despliegue de gestos en un santiamén. Y todos distintos. El repertorio que tiene es alucinante.


Vosotros ¿sois capaces de expresar tantas cosas en dos minutos? Luego habrá quien diga que los bebés no hacen nada (bueeeeeno, vale, no voy a comparar a uno de un año con uno de un mes).