El clic

Mi nene es un simpático y un amor. Es dulce y cariñoso. Es amistoso, risueño, alegre. Ahora, no le des algo que aprecies…

Niño cuna

¡Qué saña! La revista hecha trizas. Con ese “mal lechismo”, ¿nacen o se hacen?

(¿Qué por qué este post se titula “El Clic”? Porque el nene es de una manera hasta que se hace con algo que le transforma en otra. ¿Os suena Milo Manara? ;-))

Cualquier tiempo preñado fue mejor

Cuando me embaracé me dijeron «más te vale que no te pongas enferma porque no puedes medicarte con nada», y yo hay sugerencias que me las tomo al pie de la letra. Así que nada me pillé. Como una rosa de mayo… hasta ahora. Con la garganta a la virulé, la cabeza a la funerala, la laringe en carne viva, los oídos fanés, la nariz taponada y moqueante y el cuerpo hecho trizas, suplico ¡¡QUE ME EMBARACEN A LA VOZ DE YA!!

When I need you

No tengo al nene en casa y me ha parecido oírlo. ¿La fuerza de la costumbre, exceso de imaginación, errónea interpretación de los sonidos, oído más que fino (capaz de escuchar a mi hijo aunque nos separen kilómetros), me estoy volviendo loca y/o este trancazo me está provocando alucinaciones?

Lo que está claro es que el nene me ha calado, y como canta mi adorado Rod Stewart, “when I need you, I just close my eyes and I’m with you*”… Así que cuando cierro los ojos, tengo la facultad de ver a mi hijo, con esta carita:

Niño cara

* Esta canción también la canta, entre otros, Julio Iglesias, el cantante favorito del Señor de las Bestias. Así que así andamos, que si Rod y que si Julio, a la gresca.

¿Quién os parece que la interpreta mejor?

ROD:


 

JULIO:

¿O lo dejamos en empate?

Un pequeño paso para el hombre

¡Que no os había contado! Debe de ser que con la emoción, no rijo. En fin, que sepáis que mi niño empezó antes de ayer a dar sus primeros pasos. ¡Con 10 meses y 8 días!

¿Mi espalda? Sin comentarios, gracias.

Niño en brazos

Se van acabando los días de llevarlo a limpio calcetín y se acercan los de tenerlo permanentemente calzado por si le apetece darse un garbeo.

Ah, lo que borda es lo de escalar. Se le da de fábula. Lo malo, que me tome a mí por el Kangchenjunga.

Niño en brazos

Parece que, bah, es un bebé, no pesa… Hasta que te pisotea el bazo.

Donde dije digo…

Perdonad que incida en el tema, pero ¿es normal que después del cristo que me montó, hoy coja y le haga de nuevo lo de la inyección nasal de suero… ¿y se lo trague tan contento??

Niño en la cuna

Eso después de cenarse un plato de puré de verduras con pollo y tomar un bibe de leche. Insaciabilito, que me ha salido.

Tortura nasal

Ante el desfile de mocos de mi hijo no me ha quedado otra que claudicar y hacerle la cabronada esa de meterle suero por la nariz con una jeringa.

Diez meses ganándome su confianza y los acabo de tirar por la borda.

Niño

Lo bueno del asunto es que toda opinión que tenga que ver con bebés, genera discusión. Contaba esto mismo en mi Facebook y aquí menos el Tato, Señor de las Bestias a la sazón, opinó todo chichifú.

Bonneville Borra esto. Seguro que llega algún amargado y pide que te quiten la custodia.
Javier Vamos a ver… Eso es una modernidad y una mariconada. Como los columpios sin oxidar, los patios sin socavones, los juegos sin pedradas y la semana de aclimatación. Se tiene mocos, que se los sorba, como hacíamos todos. Y que yo sepa nadie se ha muerto.
Amaya Rey Ya. Soy de la misma opinión, pero compré un bote de suero grande por orden del pediatra y tenía ganas de estrenarlo.
Noemí Samuel tiene dos años y ya se coloca solo encima de la toalla y me ayuda a «cargar» la jeringa para que se lo eche. Créeme, es lo mejor!!
Javier Al pediatra ni puto caso. Que tiene más miedo a una denuncia que a otra cosa, y aunque le parezca una gilipollez te lo manda porque es lo que hacen todos. En cuanto al pequeño Samuel, al final tendrá que ir por la vida con una jeringa, cuando los demás nos apañabamos con un pañuelo… o con nada. Se va uno a un rincón, presiona un «caño» y FLASSSSSSCH! A la pared!
Amaya Rey ¡Jjaaaajajajajaaaaa!
Noemí perdona, pero mi hijo se suena también los mocos, como todos… y de momento no ha tenido ni una bronquiolitis… qué pasa?
Javier La jeringuillas, el Iphone con seguimiento GPS, la consola, una chichonera, rodilleras, gafas de sol, gorrita estilo beisbol, un colgante con el grupo sanguíneo, caramelos sin gluten, una rebeca por si refresca… y Ale, ya puedes salir al club social con los amigos a jugar al modo multijugador.
Amaya Rey Hombre, antes que dejarlos estampados en una pared es preferible comérselos.
Javier MECAGONTÓ! Hay que hacer hombres, no esas mariquitas comeflores y muerdeporras que van a las manifas con las manos en alto. Uno se va a casa del vecino, a tirar piedras al avispero… REDIOS! Y la máxima aspiración de un niño ha de ser una carabina!
Amaya Rey Te estás viniendo arriba. Frenaaaa, frena.
Javier Y un petardo es objeto de deseo! Las rodillas con costras, son condecoraciones que uno luce con orgullo!
Noemí No creo que ser hombre sea incompatible con estar sano, pero vamos, tú mismo!
Javier Los niños burbuja tampoco se infectan… Yo soy más partidario de la exposición al mundo real, un poco sucio, contaminado, con microbios y tal. Pero vamos, Dios me libre de dar lecciones a nadie. Es mi preferencia, un poco rollo Esparta.
Amaya Rey El nene tiene la nariz como un grifo. ¿Cuán a menudo le tengo que hacer eso? No sé si seré capaz de repetirlo, ¡¡qué lloros!!
Javier Déjalo al chaval… Dios mío. Si hubiéramos necesitado un sistema de bombeo en la napia, lo tendríamos integrado. A las jeringuillas se les debe temer, son sinónimo de sufrimiento. Y así es el orden natural de las cosas.
Noemi yo no digo nada, que lo mismo me denuncian por mala madre!
Amaya Rey ¡Qué perra os ha entrado a todos con las denuncias!
Patricia Amaya, sólo quítaselos antes de comer y de dormir. ¡Pobrecito! Un beso y que se mejore.
Salome Aún no has usado el dispositivo para aspirar los ti misma? Narimer o algo así se llama
Amaya Rey Aún no he tenido el placer.
Santi Rhinomer
Amaya Rey «Narimer»… ¡jaaaaaaaaaaaajajjaa!
Santi Yo se lo doy pero para evitar el riesgo de que se me amaricone, como dice Javier, se lo escamocho en la cabeza.
Elisa Déjate del rhinomer el pediatra sabe. Nosotros con Alba jeringazos todas las noches después del baño ella sola se lo pone de veras es lo mejor . Una madre enamorada de sus hijas
Mónica Amayita!!! A Paula desde q nació, suero por la nariz every night!! Y como dice tu amiga Elisa, mi hija ahora se lo pone sola!! Va muy bien para no tener mocos y dormir del tirón!!
Aran Yo le he sorbido los mocos a mi primo con el tubo ese que decís que se llama Narimer, y aparentemente da un asco que te cagas, pero cuando ves lo que sale, entiendes la necesidad del aparato. Eso sí, lo veo para mocos con consistencia, no el mocos acuoso. Además, sí ha muerto gente por sinusitis que antes de ayer me contaron un caso de un chaval de 30 años.
Amaya Rey ¡Faltaba la del fiambre!
Santi También puedes llamar a los antidisturbios, que rodeen a los mocos y los saquen a porrazos. Ah, cómo corríamos con los grises.

Contemplación

Él no era consciente, pero me estaba acariciando el brazo con su manica ¡y casi muero de gusto!
Niño
Cada vez lo pienso más a menudo. ¿Nadie me quiere pagar por quedarme todo el santo día, ni tocando, tan solo mirando a mi hijo? ¿Nadie? ¿De verdad? Posvaya. Se me da bien.

Donde comen dos…

Mangarle los Aspitos a mi nene, ¿es pecado?
Niño comiendo
(¿Y qué hace este hombre comprándole todo el día cosas de esas? ¿No sabe que existen las fruterías, por ejemplo? ¡Lo va a convertir en un adicto a los aperitivos de maíz! ¡Lo va a convertir en mí! ¡Ya se los come doblados! ¿O creéis que no me ha costado choricearle uno de los tres que vienen en el paquete?)

Inmunizando, que es gerundio

En una reunión familiar unos comían ensalada, otros masticaban croquetas de boletus, aquellos bebían vino… y El Cachorro chupaba y requetechupaba una botella de agua.

En esto, se le cae al suelo, y digo: «Dádme otra, anda». Pero hete aquí que una prima de mis primas suelta: «No, no, no. Déjate. Que se acostumbre a los gérmenes que es mucho mejor. Dale la misma».

Y yo me pregunté… ¿Le parecerán pocos gérmenes los que ya había adheridos a la botella? Los del plástico, los de la etiqueta con pegamento, los de la caja en la que se repartió, los de los trescientos que la manipularon con sus manazas que venían de tocar vete-tú-a-saber-qué, los de la cámara frigorífica, los de la mano de camarero que venía de servir vete-tú-a-saber-qué, los de…

Lo peor de todo es que, sí, le volví a dar la botella del suelo. Al final también voy a ser de la liga “cuanto antes envenenes a tu bebé, mejor”.
Niño por los suelos