A mí, plin

Nunca unas babas me habían importado tan poco.

De verdad, a mí antes me pasaban un bebé y sufría como una mona si me babeaba/vomitaba/moqueaba encima. Ahora me da absolutamente igual. Pero… del mío. Creo que de los demás me sigue dando el mismo asquete. Qué cosas.

Hasta el 40 de mayo…

Si mayo es fastidiado para los adultos, que vamos hechos unos zarrios, lo mismo con unas botas de pelo y tirantes como con manoletinas y jersey de cuello vuelto, para los bebés no digamos.

Las madres primerizas no sabemos muy bien cómo acertar. Y un día el bebé va de veranín y otro, con la misma temperatura, de inviernín crudín. Eso, y que como los atuendos los ha utilizado tres veces, porque hay que ver cómo crecen los condenados, y sabes fehacientemente que en el momento en el que sustituyas el sanfrancisco por unas bermuditas ya jamás de los jamases se lo vas a poder volver a calzar, pues tiras y tiras y, al final, salimos a la calle yo con las piernas al aire y camisa fina y él enlanado hasta arriba. Chocante combinación.

Mamá remolona

Yo, si fuera vosotros, en caso de duda, me llamaría a partir de las doce.

Sí, cuando factores como estar en paro, ser una madre trasnochadora y tener un bebé que duerme como un ceporro después del desayuno, se unen, asomar al mundo a mediodía es inevitable.

El fútbol es así

Sólo a mí se me ocurre vestir al nene de rojiblanco con la ciudad tomada por los athléticos. “¡Mira, otro!”, exclamaban al verlo…

¡NOOOOOOOOOOO. ÉSTE ES DEL OSASUNAAAAAA. ROJILLOOOOOO. Y CUIDADO CON NO CABREARLE, QUE DESDE CHIQUITICO YA SABE QUE NOS CHORICEÁIS LOS JUGADOREEEEEESSSS!

Estiró la pata pero no arrugó el hocico

A ver, resulta que la postura preferida del mocoso es estirar la pierna y quedarse de esta guisa.

¿A qué puede responder esto? ¿Es un tic? ¿Una parálisis transitoria? ¿Una postura de yoga? ¿Una provocación en toda regla para que le agarre el piecito y lo achuche, le haga cosquillas y me lo coma?

Pero parece ser que le relaja. Tanto, que luego está la siguiente variante:

¿¡A ver si va a ser “mamá, se me han quedado pequeños los pantalones y me aprietan los pies… ¿¡no lo ves?!”!?