Bokata

Hay uno que no ve la hora de abandonar el biberón y las papillas de frutas. Ha sido sacudirle un “slurp” al salchichón y tenerlo claro meridiano.

Ayudas con trampa

Si os soléis pasar por aquí habréis comprobado que en este blog no se dan consejos, ni se defienden posturas, ni se aporta información de utilidad pública sobre nada relacionado con la maternidad. No es uno de esos blogs sobre mamás y bebés al uso.

Pero hoy voy a hacer una excepción con un post reivindicativo, porque no sabéis cuán indignacérrima me hallo. Y no puede ser que nadie haga nada al respecto.

Tema guardería:

¿¿¿A alguien le parece normal, que en Madrid (desconozco cómo funcionan el resto de comunidades autónomas), las listas definitivas de admisión en guardería pública salgan el 13 de junio, mientras que el 31 de mayo se termine el plazo para solicitar la beca (ayuda de 100€) para las guarderías privadas, para la que se exige la matrícula en el centro, que NO SE DEVUELVE en el caso de finalmente decidir no llevar ahí al crío (porque, por ejemplo, lo hayan aceptado en la pública)???
Las matrículas de las dos guarderías privadas más cercanas a mi domicilio ascienden a 220€ y 340€.

TRINCAR y TRINCAR. Datisdecuestion.

Juntos, como hermanos

Que les hable de la misma manera (tono, cariño, epítetos) a mi bebé y al perro les está generando una crisis de identidad.

Aún y todo, es inevitable que surjan los celos… Le llamo la atención al nene por hacer el cafre y el perro, que parece que está a lo suyo, medio dormido y echado en el suelo de espaldas, se pone a temblar en plan “ñij, ñij, ñij” (risilla contenida).

Ojo a la mirada de El Cachorro en plan “¿Y tú, de qué te ríes?”

A todo esto, el perro también me ha salido guapo, ¿eh? No puedo con tanta hermosura a mi alrededor.

La tentación vive arriba y tiene un hijo

Ya van al menos dos veces desde que tengo un bebé que intento enchuzar al personal y se me raja. ¿Qué ha sido de mi poder de convicción? ¿Por qué todos se hacen mayores menos yo? ¿Por qué parece que las madres son los demás? ¿Qué ha hecho mi chiquillo para merecerme a mí?

 

Aventurero a la fuerza

He colocado un móvil en la cuna que parece un árbol de Navidad con bolas de plomo, inclinándose como la Torre de Pisa sobre mi hijo. Ya está viviendo su primera actividad de riesgo y no lo sabe.

Chupete biológico

Qué bueno tiene que estar ese dedico.

Que aproveche ahora que está dormido y le dejo, porque despierto se lo cambio ipsofactamente por el chupete. Que el chupete se puede arrancar, perder, entregar a los Reyes Magos o a los gigantes de Pamplona en un momento dado, ¡pero el dedo no se puede cortar!

Mudanza

Quizá vaya siendo hora de que hagamos el traslado de El Cachorro del moisés a la cuna…

Lo pienso por algunas pequeñas pistas, como porque duerme como una rana, con las ancas encogidas. O porque lo oigo hacer zapateados como si estuviera de pie en un tablao. Así que o lo cambio de ubicación, o le hago dos agujeros en el moisés para que saque las patas.