Acción – reacción

Me he puesto a cantar “Ne me quitte pas”, me he venido arriba, y cuando estaba en plena ejecución, venga el desgañite, venga el alarido, venga la interpretación desgarrada, mi hijo se ha despertado y se ha puesto a berrear como alma que lleva el diablo.
Me pregunto qué lectura he de hacer de esta reacción.

Hachazo

Me miro la cicatriz del bajo vientre y no sé si me han hecho la cesárea o el harakiri.

Ahora, por este cuchumino merecen la pena todas las cicatrices del mundo.

Tirrín

¿Os he contado alguna vez lo tarde que me enteré de que el ombligo se llamaba ombligo? Me acabo de acordar ahora mismo, cuando se lo he tocado a mi pequeño, denominándolo tirrín.

Nombres modernos. Parte B.

Cuando había terminado de cambiar al enano en el baño del restaurante, entra la madre de Allegra y Cira, tía putativa de Serena. Y entabla conversación conmigo.

– ¿Y cuánto tiempo tiene tu hijo?
– Cinco meses hace en dos días.
– ¿¿Ah, sí?? Pues la mía es mucho más pequeña… ¿A ver? Hummm… Igual es porque es chico.
– Igual es porque yo me dedico a criarlo y no a competir con mis amigas a ver quién le pone a sus hijas el nombre más absurdo.

VALE, NO LE HE CONTESTADO ESO. Le he contestado:

– Sí, va a ser eso, que el mío es chico.

Y además le llamo “El Cachorro”, así que, sí, cada una tenemos lo nuestro…

Nombres modernos. Parte A.

Hoy en el baño de un restaurante han entrado una cría y su amiga mientras estaba cambiando a mi pequeñajo. Y entabla conversación conmigo.

– Pues mi mamá ha tenido una bebé que ahora tiene cinco meses.
– Ah, muy bien. ¿Y cómo se llama?
– Cira.
– ¿Sira?
– Cira.
– ¿Tina?
– Cira.
– Aaah. Cira. Ya, ya. Y tú, ¿cómo te llamas?
– Allegra.
– Alleg… aaay, qué bonito. ¿Y tu amiga?
– Serena.

¡TOOOMA YA!

Luego diréis de mí.

De marcha

“La mano arriba, cintura sola, da media vuelta…” Esto es lo que anda bailando ahora, las cuatro y media de la madrugada, mi aparato digestivo al completo.

Nota mental: No comer palomitas de mantequilla de ganchito después de la una y media de la mañana para hacer tiempo a que se despierte El Cachorro para su tentempié nocturno.