“Souping” el nuevo detox

Hemos asistido a todo tipo de irracionalidades detox; que la verdad siempre me han parecido una tontería. A ver, es mejor tomarte un zumo verde que un plato de patatas fritas con hamburguesa comercial. Pero para mi detoxificarte, es parte del proceso de intoxicarte, como ya he dicho muchas veces. Es decir, no es posible vivir una vida “detox” completamente, sobre todo si vivves en una gran ciudad. Lo que es importante es poner conciencia en lo que ingerimos. Desde luego la comida tiene una importancia grande en cómo estemos de sucios o de limpios,  pero el organismo humano tiene recursos para autolimpiarse fantásticos, siempre que le ayudemos un poco y no gripemos los motores con demasiada porquería (comida basura, aires contaminados, humos, pensamientos tóxicos, relaciones idem, hábitos poco saludables). Dicho esto y teniendo en cuenta que hay otras maneras mucho más eficaces del impiarse por dentro (Ver limpiezas internas de un post anterior) Hoy os hablo de la tendencia gemela del Smoothy detox, que es el Souping detox.

sopa-de-verduras-pollo

Sopa de verduras con un poco de pollo

Esta tendencia me gusta algo más que la anterior que tanto furor causó entre las famosillas de turno, creando un auténtica alarma entre la comunidad científica y nutricional que se apresuraron a advertir que ese tipo de batidos no sustituía una comida completa y saludable. Pero eso ya lo sabíamos ¿ no? o había alguien que pensaba que por beberse ese batido de Shrek ya estaba lista y nutrida para el resto del día? De verdad que esta especie nuestra me da la vuelta a la cabeza.

batidos-dieta-detox-famosas

famosas con su smoothy detox.

El souping es dedicarse a hacer en casa (cocina de la abuela) deliciosas sopas de verduras con la menor cantidad de grasa posible. ¿No es fantástico? estudios demuestran que las personas que son “soperas” como yo y que esas sopas no consisten en fabadas chorreando grasa, sino más bien en verduras, legumbres y alguna proteína animal magra tipo ave blanca desgrasada o algún tipo de ternera que contenga cartílago como las carrilleras o el morcillo e incluso algún hueso de vaca (secreto de belleza de las chinas para aportar colágeno a su piel) estas personas, -decía- están mejor alimentadas que las demás.

huesos-vacuno-sopa-detox-colágeno

Huesos de vacuno para sopas detox con colágeno

Yo os lo digo porque empezamos a enfilar el otoño y nunca es tarde para empezar a aprender a cocinar este tipo de sopas que son fáciles y especialmente nutritivas. Te dejo aquí los ingredientes que me parece que debería contener la sopa base. Los introduces todos en una olla express y la guardas para dos o tres días máximo en la nevera tapada con un papel film:

  • zanahoria
  • apio
  • cebolla
  • hueso de vacuno
  • puerro
  • calabaza
  • espinaca
  • hinojo
  • morcilllo (o carrillera) o pechuga de ave
  • alubias blancas, lentejas o garbanzos o azukis
  • (para sustituir a la proteína animal; daditos de tofu o seitan y aumentar las legumbres)

Para sazonar opcionalmente; hierbabuena o comino o tomillo o romero o cúrcuma.

Si puedes permitirte el lujo de hacerla a fuego lento, ¡¡aún  mejor!!

feliz souping!

Aprender a comer con cabeza

Cuántas veces hemos escuchado esta frase…y qué poco caso le hacemos. En mi post de hoy quiero hablaros de 5 gestos para que el acto más fundamental de nuestra vida, el de nutrirnos con los alimentos, sea algo más que un movimiento animal para saciar el hambre. Recuerda que somos lo que comemos, lo que respiramos y lo que pensamos. De los otros dos aspectos me ocuparé más adelante, del de alimentarnos, hoy os quiero dar 5 pautas, para hacerlo con más conciencia.

  1. Volver a la cocina natural. la de nuestras abuelas. La que permite que distingas los ingredientes y no estén escondidos bajo capas de salsas, esferificaciones o trajes de alta costura. Huye de todo lo que venga en una lata, en un paquete o en un bote. Trata de comprar los alimentos tal y como vienen en su forma natural en la propia naturaleza. Naranjas redondas con piel (no en tetrabriks), patatas con piel llena de tierra ( no en una bolsa), pescado con ojos y escamas, no en latas y carnes (pocas) a ser posible ecológicas y sin procesar.
abuela-cocinando

La cocina de la abuela

  1. Aprende a leer las etiquetas. No corren tiempos para que delegues esta obligación que tienes contigo y con los tuyos. Toca ponerse a estudiar y a saber qué es lo que te estas metiendo por la boquita. No solo porque la mayoría de los productos que adquieres en grandes superficies tienen ingredientes ocultos y debes saber que los tienen, sino porque a veces compras cosas que crees que son otras (quesos que son mezclas de otras cosas, pescados que son surimis, etc). Evita los aditivos, los conservantes, el aceite de palma,los aceites parcialmente hidrogenados, colorantes etc.
leer-las-etiquetas-de-los-alimentos

Lee bien las etiquetas

  1. Entiende y conoce el mundo “proteína”. De los pescados es mejor el azul, pero de tamaño pequeño o mediano, de las carnes, mejor las aves y de éstas las ecológicas y sus partes más magras. Compra huevos ecológicos (los que llevan un 0 o un 1 en su numeración, y consume granos como la quinoa o legumbres con contenido proteico.
pescado-azul

El mejor pescado: el azul

  1. Trata de cocinar con inteligencia. Los procesos más sanos son al vapor, al horno (evitando papeles de aluminio) o crudos. Evita los fritos y prohibido los que se hacen con aceites reciclados o por encima de ciertas temperaturas. Procura usar baterías de acero inoxidable o titanio y utensilios de madera.
cocina-al-vapor_ampliacion

baterías de titanio o acero inoxidable

  1. Descubre cuánto azúcar hay escondido en los alimentos y ve transitando hacia otros endulzares como las compotas. El azúcar está en todas partes, aunque sea camuflado y no es necesario para tu supervivencia.
azucar-escondido-en-alimentos

azúcar camuflado en los alimentos. ¡cuidado!