La celulitis no existe y punto

 

Lo dice el título de este nuevo Blog y ya ha llegado el momento de decir las cosas claras. La celulitis NO existe. No al menos como la percibimos las mujeres. Pensad, pensad….

¿Es que acaso la celulitis es una enfermedad que se tenga que curar? Nooooo. Ah ¡entonces es un defecto! Vale pero el defecto sería tener estrógenos y si no los tuviéramos igual no seríamos mujeres…ooops, pues va a ser que tampoco es un defecto…Bueno pues la celulitis es entonces una anormalidad…clarooo como no la padece la MAYORIA  de las mortales….Definición de anomalía: algo no habitual… hmmmm…

Según este razonamiento de todo a 100,  lo anormal entonces sería NO TENER CELULITIS (me han dicho que hay algunas mujeres que no la tienen. Nunca las he visto, pero deben existir y me alegro mucho por ellas, de verdad), pero para el resto…

¿¿¿Qué ha pasado???

¡¡¡NOS HAN ENGAÑADO COMO A CHINAS!!! LA CELULITIS EN VERDAD NO ES UN PROBLEMA!!!

Es hora de que hagamos frente a esta creencia universal que compartimos (obsesivamente) todas la mujeres. ¡¡¡¡¡¡La celulitis no existe!!!!!!.

TIP: Preocuparnos de ella, es como cuando los políticos sacan una noticia para despistarnos de la verdaderamente preocupante. Cuando nos empecemos a obsesionar con la C. Pregúntate de qué te estás distrayendo verdaderamente.

¿¿Entonces?? Como hemos llegado a este punto, me pregunto…ahhh pues de manera sagaz e inteligente.  No hay nada más eficaz y lucrativo que crear una necesidad profunda en la sociedad a sabiendas de que ésta NUNCA podrá satisfacerse.

¡Porque lo sabemos!. Todas lo sabemos. Somos todas honoris causa en este tema, científicas aguerridas del prueba y error. Conclusión: a lo máximo que se llega es a suavizarla quasi imperceptiblemente, a fuerza de lanzar toda la artillería pesada para combatirla, dejándonos exhaustas y desesperanzadas.

Me retracto del encabezamiento ya que no es cierto que la celulitis no exista. El palabro (¡¡es que lo odio!!) celulitis significa “inflamación de las células o del tejido celular subcutáneo” y se genera cuando diversos tipos de bacterias atacan el tejido produciendo una inflamación aguda y grave que requiere tratamiento urgente. ¡Otro elemento para añadir más confusión a la cuestión. ¡Dios Santo!

Lo que comúnmente conocemos como celulitis en realidad es una “dermato-paniculosis-vasculopática-fibro-edemato esclerótica”, pero claro no nos cabe como  titular. ¡Ah se siente!

Por tanto, si tienes celulitis y ves la tele o lees revistas: es más que probable que subliminalmente recibas este mensaje: “eres imperfecta, defectuosa, no te cuidas lo suficiente o lo podrías hacer muchísimo mejor! ¡Toma ya!

Así las cosas,  nos infligimos todo tipo de torturas en forma de crueles dietas, píldoras peligrosas, inanes ungüentos y potingues adelgazantes, aparatos, bisturíes y pócimas mágicas. ¡¡¡Se nos ha pirao la fresa que dicen en mi pueblo!!!.

¿Es esto lo que queremos trasmitir a nuestras niñas?, ¿dejarles el legado de un estigma más?

 Se hace necesario, pues, que las mujeres nos unamos (en vez de alegrarnos cuando la vecina tiene más celulitis que yo)  para derribar esta creencia, que es muy grande, muy profunda y muy extendida. Y empecemos a integrar que tener celulitis es lo normal en ser mujer (y más si eres mediterránea).

TIP: En coaching, para que se adopte una creencia es necesario que se den una serie de factores:

La tradición (legado transmitido de unos a otros)

La repetición (constante)

La falta de crítica (no hay cuestionamiento a esa creencia)

El apoyo desde las instituciones (en este caso desde toda una industria) a la  validez de la tesis, con (maledicentes) datos y diversas (y sesgadas) evidencias   empíricas.

Es decir, si te enseñan que la celulitis es un defecto, te lo repiten hasta la saciedad desde todos los medios visibles e invisibles, nadie cuestiona la mayor y además nos confirman que tener hoyuelos en el tercio inferior del cuerpo es muy feo y supuestamente insalubre, aparte de algo por lo que se tiene una que sentir una muy culpable (véase adolescentes) y  que, por tanto,  es aconsejable combatirla con determinadas herramientas que en realidad solo funcionan dentro de nuestros más locos sueños de perfección, entonces estamos ante UNA CREENCIA. Oye chicas… ¿no os parece que ya ha llegado el momento de pasar? ¿O es que creéis que la perfección da la felicidad?

 

 

Un pensamiento en “La celulitis no existe y punto

  1. A mi marido cuando era jovencito (ahora todavía lo es ajajjajaja solo tiene 42) sus amigos le llamaban gitano porque estaba muy moreno de piel y de cabello.
    A nosotros nos gustaba mucho Diego el cigala y su canción lagrimas negras.
    En un momento de la canción la letra es : CONTIGO ME VOY GITANO AUNQUE ME CUESTE MORIR y eso es lo que yo le he prometido a mi chico porque le quiero con locura y siempre será mi GITANO.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios