3 Recetas de invierno

Hola a tod@s!

¿cómo estamos llevando este desconcertante invierno? digo lo de desconcertante porque parece que estamos al revés: nevando en Denia, Alicante y a pleno sol en Galicia. Mirad qué gracioso lo expresa aquí mi amiga:

invierno desconcertante

Casi me muero de la risa, pero ¡más razón que una santa! Por eso hoy me he decidido a daros tres recetas (bienestar, belleza y nutrición) para que lo paséis lo mejor que podáis a pesar de las bajas temperaturas.

Bienestar:

No hay nada que nos caliente más por dentro que un tipo de respiración que se llama Kapalabhati. Se trata, como su nombre indica, de la respiración de fuego y logra crear calor interno que es lo que necesitamos estos días.

Además otros beneficios de esta técnica es que limpia las vías respiratorias de mucosidades e impurezas y estimula el metabolismo elevando el calor corporal.

La técnica de respiración Kapalabhati se caracteriza por una inspiración profunda con el abdomen relajado y una espiración forzada en la que los músculos abdominales se contraen activa y rápidamente empujando el diafragma hacia los pulmones. Así los pulmones son “forzados a expulsar más toxinas y dióxido de carbono”. Anímate a probarla porque es realmente efectiva y te deja un sensación de cuerpo purificado y energizado.

Mi segunda receta de invierno es para tu piel. La piel durante el invierno no respira dela misma forma que lo hace en épocas que la descubrimos más tapada por la ropa o en ambientes secos, la piel sufre y se deshidrata con mayor facilidad. Aparte de beber tus dos litros de agua, te recomiendo que hagas una vez a la semana un “baño de inmersión para rehidratar la piel”. Este en concreto lo vamos a hacer con avena y aceite de almendras.

Tienes que echar una taza de copos de avena entera en una media limpia. Añade media taza de leche en polvo y seis gotas de aceite esencial de de almendras. Pon el agua en la bañera y sumérgete. Retuerce la media hasta que quede completamente exprimida.

baño-con-avena

baño de inmersión con avena

Verás qué piel se te queda de suave y jugosa!

La tercera receta es de cocina, y tras comerla, verás cómo responde tu cuerpo:

Sopa de arroz con garbanzos:

Ingredientes:

  • 1 taza de garbanzos (remojados toda la noche con 3/4 l de agua)
  • 1 tira de alga kombu
  • 1/2 taza de arroz integral cocido
  • 1 puerro cortado fino
  • 1 taza de champiñones cortados a láminas finas
  • 1/4 de calabaza pelada y cortada a cubos
  • sal marina
  • aceite de oliva
  • una pizca de albahaca seca
  • miso blanco (en herbolarios)
  • pimienta negra
sopa-de-garbanzos-y-arroz

sopa de garbanzos y arroz

1) Lava los garbanzos y colócalos en la olla presión junto con el alga kimbu. cúbrelos enteramente con agua fría y llévalos a ebullición sin tapa. Retira todas las pieles que pudieran aparecer en la superficie. Tapa t cuece a presión durante 90 minutos. Si al cabo de este tiempo y están tiernos y cremosos, retíralos.

2) Saltea el puerro y los champiñones con un poco de aceite de oliva y una pizca de sal marina, sin tapa, durante 7 minutos.

3) Añade el salteado a los garbanzos junto con la calabaza, la albahaca seca, y una pizca de sal. Tapa y cuece a fuego lento durante 15 minutos.

4) Añade el arroz cocido y rectifica líquido agregando más agua para obtener la consistencia deseada.

5) Condimenta con miso blanco al gusto (1 ó 2 cucharadas soperas) diluido con un poco de líquido de la sopa y con pimienta negra al gusto. Sirve.

¡Ya me contarás qué te han parecido estas recetas!!

 

 

 

 


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios