Fin del envejecimiento

Anette-Larkins

Mujer de 70 que parece 40

Llevo ya un tiempo oyendo hablar de este tema. En los corrillos de amigos que están a la vanguardia noticiera y del I+D más de andar por casa, se comenta desde hace tiempo, -varios meses- un run run que habla del fin del envejecimiento. En boca de algunos científicos como Tom Kirkwood, Aubrey de Grey, Nina Tandon, o Yamanaka y el británico John B. Gurdon que en 2012 ganaron el Nobel y en España Juan Carlos Izpisúa, estamos oyendo ya que no solo es posible parar el envejecimiento sino que es probable que en algún momento podamos rejuvenecer. Cuando lo escuché por primera vez, me pregunté lo mismo que os estaréis preguntando vosotros… ¿me llegará a mi? ¿viviré lo suficiente para subir a este caballo de la ciencia y parar el proceso de envejecimiento? ¿querría hacerlo? El tema suscita cuestiones morales y éticas tan enormes que me veo incapaz de presentarlas todas aquí, por lo que me voy a limitar a contaros lo que el más mediático de todos, el científico mas experto del mundo en el estudio de la vejez, nos decía hace bien poco.

Juventud-eterna

Fin del envejecimiento

“Pronto hablaremos del fin del envejecimiento” nos dice Aubrey de Grey, y también que será posible hacerlo con una única inyección. No se atreve, sin embargo, a aportar fechas o plazos para semejante epifanía mundial. Pero nos dice que será algo accesible para todo el mundo, (una de las incógnitas que se planteaba en los debates, es que estas tecnologías solo estuvieran al alcance de los más poderosos y ricos, creando así clases sociales divididas entre hombre comunes y perecederos y superhombres mejorados genéticamente.

una-inyeccion-para-acabar-con-el-envejecimiento

inyección antiaging

La respuesta de de Grey es que no. Esta será una tecnología democrática, por el simple hecho de que los gobiernos la subvencionarán, pues es infinitamente más costoso atender las enfermedades y problemas de salud de las personas mayores que administrarles una inyección para que se mantengan jóvenes y eternos. ¿No es flipante?

eternamente- jóvenes

Eternamente jóvenes

Bueno, pues ya sabemos qué es lo que nos depara el futuro. La cuestión es si llegaremos vivos para verlo y beneficiarnos de ello o ya va a ser en otra reencarnación. El mundo cambia delante de nuestros ojos cada segundo, a veces da tanto vértigo que a la pregunta de quieres ser eterna, hoy por hoy, contestaría que no. ¿y vosotros?

 


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios