Ana y Mia; los nombres del dolor

No tan a menudo, mis posts en este blog, tienen necesariamente que estar dedicados a temas que no son tan hilarantes pero que a todos no tocan de alguna manera, estas veces de una manera punzante y dolorosa. Porque todos tenemos herman@s, hij@s, amig@s, novi@s, prim@s…y un largo etc, o porque nosotros en nuestra propia piel, alguna vez hemos sentido la sombra de los TCA (Trastornos de la Conducta Alimentaria) cernirse sobre nosotros. Yo tengo que confesar que yo sí.

cubierta_anorexia_Irene-Alonso-vaquerizo

Ana y mia no quieren ser princesas; Irene Alonso Vaquerizo

Fui una niña gordita cuya máxima ilusión era que me dejaran comerme bocadillos de chorizo de pamplona en el recreo. En vez de eso, mi madre, previendo una adolescencia difícil si no ponía límites a mis ganas de zampar a todas horas, me tenía a semidieta y me hacía maravillosos batidos de supernutrientes que yo despreciaba amargamente…¿Por qué tengo yo que tragarme esto cuando todos mis amigos llevan bocatas buenísimos?. Qué poco imaginaba entonces, que acabaría siendo alguien que se dedicaría a acompañar a otros en esto del comer sano, de nutrir el cuerpo y la mente y de adoptar hábitos saludables.

Es por esta razón que cuando cayó este libro en mis manos “Ana y Mia no quieren ser princesas” de Irene Alonso Vaquerizo , reconozco que tuve algún recelo para empezar a leer otro documento más sobre un tema que genera mucho morbo, y que en general, y -siento decirlo- en mi humilde experiencia aporta poca ayuda a los afectados y a sus entornos. Mucho diagnóstico fácil, pocas expectativas de curación y un páramo de desolación que me decidieron en su día dejar de documentarme sobre esta enfermedad, que afortunadamente tuve la suerte de poder dejar atrás a tiempo, ya que no llegué a ser engullida plenamente en su vórtice o a sentir sus tentáculos en mi piel.  Peligrosos coqueteos con la comida como tantas y tantas personas.

Tengo que decir que la lectura de este libro me ha sorprendido y agradado y siento que debería ser casi un libro de texto para todas las personas. Sí, ya que todas tenemos la costumbre de comer, todas estamos expuestas a los mensajes de medios, todas vivimos en sociedad, y todas somos vulnerables a los demás. Esas cuatro constantes nos hacen ya candidatos para aprender más sobre cómo se construyen en nuestro interior estas enfermedades mentales que tanto dolor generan.

anorexia-y-bulimia

Anorexia y bulimia; dos caras de los TCA

Se deja notar a lo largo de toda su lectura, la necesidad de la autora de aportar luz, de ofrecer conocimiento y ayuda, de dar vías de salida, esperanza, motivos para luchar y eso me ha emocionado. Bravo Irene, por esta obra tan necesaria.

Pero es que además su estructura en dos partes; una primera, más “experiencial” donde se dan a conocer la historias de algunos afectados (diferentes edades, sexos, situaciones, procedencias)  con absoluto respeto a los mismos pero con una honestidad y valentía destacables, aportando datos y detalles que nos permitirán entender mejor todo este universo, hacen que este libro se distinga de todos los que he leído anteriormente por su enorme utilidad. En la segunda parte nos encontramos informaciones sobre los elementos en común que tienen estos trastornos y el razonamiento sobre su génesis. La autora destaca tres:

  • Una sociedad exigente y competitiva alejada de valores más humanos, donde a los adolescentes no se les proporcionan modelos de diversidad, donde se les unifica y cosifica, volviéndolo todo superficial.
  • Un mal entendido cuidado del cuerpo, en el que la delgadez es admirada y considerada un valor en sí misma, sin considerar otros aspectos de la persona. Especialmente brutal esta presión sobre las mujeres
  • La necesidad de aprender a gestionar las emociones, para tener una sana autoestima y para relacionarse con uno mismo y el entorno.
modelos -de- Victorias- secret

Modelos inalcanzables en los desfiles de Victoria Secret

Al preguntarle a Irene, cuál sería el mensaje que le gustaría que quedara en sus lectores tras la lectura de su libro, me contestó que sobre todo “hacerles llegar la idea de que son trastornos psicológicos, no son algo elegido o un capricho y que es necesario un tratamiento médico y psicológico. Dejar claro que es posible salir totalmente de estos problemas con tratamiento especializado (médico y psicológico). En casos de anorexia y bulimia, la recuperación total, puede alcanzar hasta un 60%. En los casos, tanto de trastorno inespecífico de la conducta alimentaria, el más frecuente en la población afectada, como del trastorno por atracón la recuperación total puede llegar hasta un 70%. En las situaciones en las que la recuperación total no se logre, se puede conseguir una buena calidad de vida con apoyo del tratamiento y de los más cercanos. Trasmitir que no se rindan y que sigan luchando”.

Para todo ello, la familia, el entorno son piezas clave: otro de los aspectos en lo que la autora se detiene en el libro y que me ha parecido novedoso y esclarecedor.

Ana y mia, para las que no lo sepáis son las abreviaturas de Anorexia y Bulimia y además los desgraciados títulos de páginas de internet (pro ana y pro mia) que se dedican a dar todo tipo de informaciones espeluznantes a las personas presas de esta enfermedad. Incomprensible que no se haya hecho lo suficiente para eliminarlas a pesar de las inciativas de muchas personas.

(https://www.change.org/p/gobierno-de-españa-proh%C3%ADban-las-páginas-pro-anorexia-y-pro-bulimia-en-internet)

En definitiva; mi post de hoy tenía que estar dedicado a esta realidad que lejos de estar contenida, da la cara cada día más y con más virulencia. Os animo a leer este libro fascinante. Contadme qué os ha parecido.