Baby Moon En Maui

En Estados Unidos es muy típico realizar un viaje “luna de miel” durante el segundo o tercer trimestre de embarazo. Un poco de lujo y relax antes de recibir al recién nacido. El destino por excelencia de los ricos y famosos es Hawái, ya que hace buen tiempo durante todo el año, es seguro, y nacional, puesto que las aerolíneas no te permiten volar internacionalmente pasado el ecuador del embarazo.

Four Seasons Maui

Yo fui poco original y seguí la tendencia, realizando mi Baby Moon durante la 31 semana de embarazo, destino Maui. Sinceramente, después de tanto caos entre trabajo y preparación de la llegada de mi hija, necesitaba una semana de pura relajación, buen tiempo y lujo.

Elegir un buen hotel es super importante ya que pasas una gran parte del día allí, sobre todo durante este tipo de viaje en el que buscas más relajación que aventura. Nosotros elegimos alojarnos en el Four Seasons Maui, que cuenta con excelente servicio, un SPA con numerosos tratamientos para premamás, una piscina infinita con vistas al Océano Pacifico solo para adultos… y está ubicado en la zona más prestigiosa de la isla, Wailea.

Four Seasons Maui

Four Seasons Maui

¡Pero también nos embarcamos en aventura! Alquilamos un jeep descapotable durante toda nuestra estancia y exploramos la isla entera, parando en todas las playas, desde las más populares hasta las pequeñas calitas. El balance perfecto.

23380252_10155812402073498_8539566498708565664_n

23316628_10155807459333498_6706774779443900441_n

Ahora ya de vuelta al trabajo, eso sí, super relajada y a la dulce espera de la llegada de Sofia Skylar ¡Que ganas!

Descubriendo Islas Filipinas

Decidimos escaparnos a otro paraíso del Sur Asiático, Filipinas, para explorar algunas de sus más de 7,000 islas.

Empezamos por Coron, Palawan, y elegimos alojarnos en Club Paradise Palawan, porque está localizado en una isla privada de 19 hectáreas. ¡Vamos, que vives en una isla desierta! Con aguas más que cristalinas y playa de arena blanca fina, no podríamos empezar el viaje en ningún lugar mejor. Teníamos un bungaló privado localizado frente el océano, con terraza que incluía una relajante hamaca, ideal para desconectar después de un día explorando la isla.

club paradise palawanClub Paradise Palawan

Nuestra segunda parada fue la isla más turística del país, Boracay, conocida por sus numerosos bares y restaurantes e infinitas actividades acuáticas. Allí nos hospedamos en el centro del paseo, en la zona 2, para estar dentro del meollo y poder andar a cualquier lugar. Elegimos el moderno hotel The District Boracay ya que tiene habitaciones dúplex chulísimas, y una azotea impresionante, además de todas las amenidades necesarias. Por cierto, el mejor masaje fue aquí… más que recomendable.

The District Boracay The District Boracay

Pero nos habían hablado demasiado bien del hotel Shanrgi-La, también ubicado en Boracay, esta vez alejado de la zona céntrica. Así que nos apeteció quedarnos unos días más en la isla, para disfrutar del magnífico resort y no salir del recinto. ¡Tiene de todo! Desde playa privada, hasta numerosos restaurantes, actividades infinitas, piscinas varias… ¡Y qué vistas! Enamorados nos quedamos.

Shangri-La Boracay Shangri-La BoracayShangri-La Boracay

¡Que emoción llegar al próximo destino! DEDON Island en Siargao. Nos recogieron en autobús antiguo completamente caracterizado, con frutas deshidratadas y cocos frescos. Ya me sentía mimada, y tan solo era el principio. Este lugar es el nivel máximo de lujo en un paraíso tropical. Absolutamente toda tu estancia está personalizada a tu gusto, por lo que te organizan desde cada comida (servidas en lugares sorpresa que te dejan boquiabierto) hasta cada actividad. Nos llevaron a visitar islas, surfeamos durante el amanecer, realizamos terapias de masaje diariamente, seguidas de baños de pétalos… Y lo mejor, es que todo está incluido, así que no hay que preocuparse de nada. Sin duda, la mejor experiencia de todo el viaje.

Dedon Island Dedon IslandDedon Island

La penúltima isla que visitamos fue Cebu, otra de las más concurridas. Nos alojamos en Plantation Bay, un recinto enorme en el que puedes encontrar absolutamente de todo. Nuestra habitación era muy chula ya que tenía acceso directo al agua desde el balcón. La comida aquí fue increíble, nos encantaron todos sus restaurantes. Sobre todo Palermo, un restaurante Español donde comí las mejores tapas, y Fiji, que ofrece pescado y marisco, localizado frente el océano, donde paramos después de una aventura de dos horas en moto acuática. Y después de tanto movimiento, cada noche nos relajábamos en el gran SPA, con tratamientos de exfoliación y masaje, que nos dejaron listos para dormir.

Plantation BayPlantation Bay Plantation BayPlantation Bay

Y finalmente, después de dos semanas de viaje, llegamos a nuestro destino final, Dumanguete, una de las zonas menos turísticas, super recomendable sobre todo para los fans del submarinismo. Especialmente alojándose en Atmosphere Resorts, ya que ofrecen clases y viajes diarios para explorar el océano en zonas con fauna y animales salvajes. Nosotros hicimos su viaje de medio día a Apo Island, a 30 minutos del hotel en barco, donde buceamos con tortugas marinas. Una experiencia única e increíble. Además, ofrecen clases matutinas de yoga y TRX en una casita de árbol frente el mar.

Atmosphere ResortsAtmosphere ResortsAtmosphere Resorts

¡Vamos, que, si estáis pensando en un destino para escaparos este verano, os lo he puesto muy fácil para organizar el mejor viaje de vuestra vida!