5 pasos para crear tu armario cápsula este verano

¡Hola! Llevo un tiempo pensando algo que me gustaría compartir. No paro de darle vueltas a la idea de crear eso que se denomina “armario cápsula”. Y es que tengo mil millones de prendas que no uso (algunas incluso me las he puesto una sola vez) y la verdad es que me ocupan tanto espacio en el armario que hay veces que me vuelvo casi loca colocándola. En fin, que me lío, he estado haciendo algo de investigación y creo que he llegado a la conclusión de que, con estos cinco pasos, pondré en marcha mi armario cápsula para este verano. ¿Te unes conmigo al reto?

 

f82159551230776afa229c1c3ff00f22

 

Por si no sabéis de qué se trata, el armario cápsula consiste en tener un máximo de X prendas (las que cada uno elijamos pero que sea un número razonable) normalmente básicas y con las que poder vestir a lo largo de toda una temporada. Son muchos las bloggers de moda que lo han probado e incluso hay algún que otro blog que directamente habla sobre este tema en particular. Espero que esta información sea de ayuda y, ya sabéis, que os animéis a probar un cambio en vuestro armario 😉 ¡Comenzamos!

 

Elige la gama de colores

 

Para empezar podemos optar por crear una paleta de colores. Como voy a centrarme en el armario de verano, lo ideal es elegir colores frescos y llamativos como el azul, el verde e incluso algún tono amarillo, siempre pensando que debe haber hueco para los tonos básicos como el nude o el blanco y alguna prenda negra para las noches veraniegas. Algo a tener en cuenta es la combinación, por lo que no elegiremos prendas de colores muy diferentes entre sí. Más tarde, podemos darle un toque diferente con los complementos.

 

panotnes 1

pantone 2

 

 

Cuida que las prendas combinen

 

Como he mencionado antes, un matiz a tener en cuenta es que nuestras prendas combinen bien entre sí, para poder tener más posibilidades a la hora de crear los diferentes conjuntos. Elige un par de prendas con estampados (rayas y lunares causarán furor este verano), colores básicos (blanco y negro) y tonos bronce o dorados para resaltar nuestro bronceado. También debemos tener en cuenta los materiales, prendas de algodón y fresquitas y de material suelto serán un must para nuestro armario de verano.

 

tejidos armario capsula

 

Las prendas básicas

 

Tres o cuatro camisetas básicas en color blanco serán ideales para la época estival, sin olvidarnos de una o un par de camisas también en este color para cuando tengamos que vestir más formales. Un vestido negro, el famoso little black dress, siempre es una apuesta segura, así como un par de pantalones y una falda en este color. No te olvides de un par de jeans y una falda denim que podrás combinar con camisetas de rayas, aportando un toque muy navy. Opta por un par de bolsos versátiles y uno más formal para añadir a tu look. Para completarlo, nada como un par de sandalias planas, unas de tacón y algunas sneakers para ir de lo más cómoda.

 

prendas armario capsula

 

Distribución del armario

 

Si has optado por la opción de crear un armario cápsula, como yo, es porque te desespera la cantidad de ropa (a veces desordenada) que tienes en el armario. Por ello, para cumplir la misión con nota, es necesario saber cómo ordenar las prendas elegidas. Para ello, podemos juntar las partes de arriba en un espacio, las faldas en otro, agrupar los pantalones y dejar el espacio de arriba para colgar prendas como las camisas y los vestidos. Otro apartado lo reservaremos para los bolsos y, si tu armario incluye zapatero, vendrá genial para guardar las sandalias y zapatos elegidos.

 

03

 

Deshazte de todo lo demás

 

Aunque en la mayoría de sitios en los que he investigado se ha empezado por seleccionar y deshacerse de lo sobrante, yo he optado por dejar este paso para el final (en un arrebato de sentimentalismo). Para mí, el último paso a dar es el deshacerse de todas las prendas que no tengan cabida en nuestro armario cápsula. Sí, esas que no nos hemos puesto incluso por años, esas que nos da pena tirar “por si algún día…” (que va a ser que ese día no llega nunca), o esa que te regaló tu ex hace tres años y conservas “por cariño”. En fin, que no. Que así no se puede ser ordenada y ya has comprobado que, con lo que tienes en este momento en el armario, puedes pasar la temporada más que satisfactoriamente. Así que ya sabes, todo lo demás lo puedes donar y, a la vez que aportas alegría a  tu vida, alegrar también la de alguien más. ¡Ya hemos dado un primer paso enorme!

Para terminar, he de decir que la selección más satisfactoria puede ser entre 30 y 40 prendas sin incluir en ellas prendas como la ropa interior ni complementos de joyería, que usaremos para darles un toque distintivo a nuestros diferentes conjuntos. Con estos sencillos cinco pasos, puedes comenzar a crear un armario cápsula este verano.

Yo he decidido empezar por esta temporada porque es la más fácil, las prendas son más ligeras y parecen ocupar mucho menos. ¡Veremos si me engancho al resultado y me lo propongo también para las siguientes! ¿Os animáis a probar el experimento conmigo?

 

¡Feliz fin de semana! :)

 

Imágenes vía

 


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios