Usamos cookies propias de COSMOPOLITAN IBERIA S.L. y de terceros para conservar sus preferencias, finalidades analíticas y de publicidad comportamental para la elaboración de perfiles basado en sus datos de navegación. Al navegar por este Sitio Web, acepta su instalación y uso. Puedes aquí consultar nuestra Política de Cookies y, si quieres, cambiar tus preferencias.
COSMO contra la violencia de género
Buscar en cosmopolitantv.es

Consigue una cámara Diana gracias al Escándalo de Christine Keeler


participación

MONTSERRAT, de MADRID:

1) Margaret
2) Posiblemente, quería meterme bajo la cama y no salir nunca más! No me gusta estar en el punto de mira. He tratado las redes sociales con respeto por la misma razón.
Siempre pensé que ser famoso me agobiaría, con la prensa pendiente todo el día.
No obstante, soy de las que piensa que cuando pasa algo así, no vale la pena ocultarlo porque suele complicar aún más las cosas. Así que tocaría intentar buscar el lado bueno y si es preciso ofrecer una explicación poder darla. Así pues, trás haber probado todas las formas posibles de volverme invisible (jaja) asumiría la parte que me corresponde pero no más.

Saludos!

Cristina, de Alcorcón:

A) Margaret.

B) Miss América 1984. En este certamen, salió victoriosa una joven llamada Vanessa Williams. Esta tenía la piel negra, cabello oscuro, ojos verdes y peinado en una media melena con reminiscencias de un cardado propio de la época.

Williams hizo doblemente historia en el certamen, pues era la primera mujer afroamericana en ganarlo y la primera a la que destronaron por aparecer desnuda (sin su consentimiento) en unas fotografías. Tuvo que renunciar al título pocos meses antes de concluirlo, con el agravante, además, de haber recibido amenazas de muerte por ello. Luchó con ahínco por su corona, y, a mediados del verano de 1984, no tuvo más remedio que dimitir como reina de la belleza americana. La joven, declaró, años después, que ella no sentía que había hecho nada malo (respecto al tema de las fotografías), pero que, el hecho de la publicación de las fotos sin su aprobación, sumado a que por ello tuviera que abandonar su puesto como soberana, hizo que se sintiera como si la hubieran violado. A partir de su renuncia, demostró a todo el mundo su valía como artista, siendo actriz, cantante y modelo de grandísimo éxito (vamos, que les hizo un zasca con todas las letras a todos aquellos que la criticaron y vilipendiaron).

¿Acaso dejaba de ser la más bella por estar desnuda? ¿La desnudez, o, mejor dicho, enseñarla, exhibirla, eliminaba cualquier atisbo de belleza, pureza e inocencia, sexualizándola? ¿Hacía esta sexualización que todas las características que la habían llevado a ser Miss America desaparecieran? UN DESPROPÓSITO DE LOS PIES A LA CABEZA.

Respecto a la pregunta que formulais, me liaría la manta a la cabeza, y pondría a todos los puntos sobre las íes, defendiendo mis derechos como mujer, y demostrando a todos que brillo con luz propia con o sin escándalo sexual. Si el escándalo sexual hubiera sido dentro del campo de los concursos de belleza, como en el caso de Vanessa Williams, hubiera cogido un ejemplo más patrio, el de Amparo Muñoz, la primera, y hasta el momento la única Miss Universo española, y hubiera tirado la corona por la ventana, como hizo ella (o, por lo menos, eso se rumorea; pero, de ser así, me parecería de ser muy grande) y mandaría todo a tomar por saco.

El ser objetivo de la prensa por un escándalo sexual me resultaría llamativo; porque yo hago con mi cuerpo lo que quiera y eso no me hace más ni menos nada. Si la sociedad se cree en disposición de juzgarlo, me parece una actitud realmente reprobable, que me llevaría a darme cuenta de lo enormemente atrasada que está la mentalidad de muchas personas.

Mónica, de Irún:

A) Margaret.

B) ¡Basta de preguntitas! Que sí, que lo reconozco, que fui yo.
Ahora, que sepáis que pienso demandar a vuestra revista. ¡Malditos consejitos!
Yo ya no sabía si usarlo para las ojeras, hacerme un zumo détox, asustar al gato o estimularle a mi marido el punto G.
Total, que no tuve en cuenta que el orden de factores altera el producto y la lié parda. El gato sigue acongojado perdido, yo parezco un panda porque apenas duermo y al suertudo de mi marido se le han quitado las líneas de expresión del susto, con G.
¡Ah! A los graciosillos de urgencias os va a caer otra demanda por bocazas. Qué mal me sentó el zumo de pepino...

Beatriz, de San Sebastian de los Reyes:

A) Margaret

B) Irme lejos a un sitio alejado de todo, donde nadie ne pudiese acosar ni reconocer.

Bea, de Piedras Blancas:

El segundo nombre es Margaret.

Intentaría mantenerme lo más fuerte y estable mentalmente posible e intentaría limpiar mi imagen .

PUBLICIDAD


 

PUBLICIDAD






¿Quieres recibir actualizaciones de NOTICIAS en tu dispositivo?
Ahora no ¡Vale, suscríbeme!
Tu dispositivo no puede recibir notificaciones, puede ser porque este sitio esté bloqueado.
¿Cómo desbloqueo?

Si ya está desbloqueado y sigue sin funcionar, entonces es porque tu navegador no es compatible para recibir este tipo de notificaciones