Guía para tener el chichi bien lubricado

 ¡Hola Mis Chicas Molonas!

Ya comentamos los efectos colaterales de algunos hombres empotradores, como mojar las bragas de las mujeres mas duras y exigentes del planeta. Pero no todas lubricamos como toca y cuando toca. Ya sabéis que cuanto más húmedo tengamos el chichi, si nos hace pepsi cola mejor que mejor, más placentero será el sexo.

¿Te notas el chichi apagado? ¿No hay manera de lubricar como Dios manda? Tranquila y don´t panic. Sabed que nosotras también podemos tener gatillazos, qué os pensabais. La sequedad vaginal y la incapacidad para humedecerse cuando el cuerpo pide salsa se conoce como trastorno excitatorio femenino, el equivalente a esa disfunción eréctil que hace que al hombre se le quede el pene como una longaniza cruda y flácida (ya sabéis de lo que hablo). Los puñeteritos cambios hormonales que nos sacuden durante etapas como el embarazo, la lactancia o la menopausia pueden jodernos la marrana en lo que respecta al nivel de lubricación de nuestras respectivas pepitillas. Qué os voy a contar que vosotras no sepáis.

Para aquellas de vosotras que tengáis el negocio más seco que la mojama, hay recursos para aumentar la lubricación vaginal. Y no, no hablo de que os unten todo el coño de mantequilla como le embadurnaron el ano a la pobre Maria Schneider en El último tango en París, al menos no en contra de vuestra voluntad. Cómo los pille los mato, al cabrón del Marlon y al Bertolucci. ¿Vosotras no?

Violacion-Brando-Codigo-Nuevo

Con la sequedad vaginal, además de complicarle el trabajo al pene, ya que no entra igual, el sexo os podrá resultar un coñazo en lugar de reportar una enorme alegría al cuerpo. El pene, en vez de deslizarse deliciosamente, ha de hacerse un hueco en tu cueva a trompazos y trompicones. No es justo tampoco para el pene, no se lo pongas más difícil y déjale entrar suavecito.

Lo ideal sería que nosotras mismas pudiéramos producir la suficiente humedad, pero… ¡Consejos, para qué os quiero! Tomad buena nota para darle alegría a esas sequedades vaginales que no molan un pelo.

    • Un buen polvo siempre debe ir precedido por unos jueguecitos preliminares. Antes de que os la metan en caliente, que os horneen hasta alcanzar vuestro punto de cocción. Véase aquí una breve guía de los más acertados.

      Mila-Kunis-y-Justin-Timberlake-en-la-cama-en-Con-derecho-a-roce-2011

    • Además de preservativos juguetones, usa lubricantes, los hay para dar y vender como en botica: Los lubricantes han pasado a ser amiguitos imprescindibles presentes en cualquier mesita de noche que se precie. Gracias a la industria de los juguetes sexuales, podemos añadir a nuestros juegos de alcoba sabores, olores y propiedades afrodisíacas que ni os imagináis. No seáis antiguas y dejad el ya demodé tarro de vaselina.

    • Bebe agua a discreción: Tomad al menos dos litros de agua al día.  Esto aumentará la lubricación vaginal porque la misma depende del líquido que ingerimos. Si hidratas tu cuerpo, hidrataras la vagina. Be water amiga.

    • Utiliza productos especiales para la zona: los jabones mondos y lirondos de esos de cuerpo, especialmente los antibacterias, resecan el chichi mogollón, ergo disminuyen la lubricación. Mejor usa jabones íntimos de los que anuncian en la tele.  Cualquiera vale.

    • Cuida tu alimentación: llevar una dieta sana es importante para la salud, por eso es necesario incluir todos los alimentos incluyendo las grasas, porque son necesarias para producir eso que llaman estrógeno, responsable de favorecer la lubricación. Si llevas una dieta muy baja es grasa es posible que tus partes no te rieguen del todo bien.

    • Deja a un lado el estrés: Ya está bien con el rollo del estrés, cambia el chip. Además de alterarte en demasía, cuando hablamos de sexo, las tensiones y los estados de estrés son el enemigo público número uno de la excitación. Relájate coño.

¡Casi me olvido! Otro motivo de sequía puede que sea que la persona con la que estamos no nos convence del todo, aunque nuestra cabecita loca piense que sí. Si te entran calores por dentro y por fuera y cuando te toca te pones como una moto, es que el tipo te pone. Si no es así, hay algo que huele a chamusquina en el ambiente.

Por un sexo húmedo y un chichi bien mojadito.

¡Feliz Sexo!

NO CREO EN LA CIENCIA, SÓLO EN EL AMOR, LA MÚSICA Y EL SEXO. P.D.:Y EN TODOS SUS COMPAÑEROS DE VIAJES

Sígueme en:

Twitter https://twitter.com/PepitaLaNuit

Instagram https://instagram.com/pepitalanuit

Contáctame en escribenos@cosmopolitan.es