¿Quién paga en la primera cita?

¡Hola Mis Chic@s Molon@s!

Os resumo mi penúltima cita Tinder: Australiano, buena pinta, 42 años, profesor de inglés y artista. Quedamos en un bar de birras artesanales y la verdad es que desde que me senté ya supe yo (que de tonta no tengo un pelo del coño) que aquello iba a durar menos que una papelina en la sede de Ciudadanos. Mi gozo en un pozo. chaval@s es lo que tiene jugársela a unos naipes.

En fin, la cosa tampoco fue terrible pero el chico no mostraba mucho entusiasmo a la hora de hablar, ni de responder a mis preguntas ni de planteármelas a mí. Soso de pelotas. 0 química, 0 buen rollo. Un fucking fiasco.

Imagen relacionada

La quedada (lo siento pero me parece atroz el término cita, es repelentemente cursi) se prolongó finalmente la friolera de 1 hora y 15 minutos. Hasta que, gracias a Dios, él me dijo

-¿Nos vamos?

-Sí claro.

Ohhh yeahhh y nos dirigimos al interior del bar a pagar. Y la movida sucedió del siguiente modo.

Él se tiro como un minuto buscando en su mochilita de teenager la cartera y cuando fue a sacarla yo ya había pagado, me habían devuelto, había vuelto a meter el monedero en el bolso y estaba esperando a que terminará la jugada para irme a mi puñetera casa a dormir, no sin antes llamar a MI BFF y narrarle la soporífera “cita” que acababa de tener.  Ni que el suyo fuera el bolsito de la Mary Popins.

Imagen relacionada

– ¿Por qué has pagado? me dijo. No tenias que haber pagado, hubiera pagado yo con tarjeta. Pues no tengo suelto, sólo 5 euros. (Pues dámelos pensé, pero preferí que actuará él. Me enseñó los cinco euros y los volvió a meter en la cartera.)

-Vale, paga tú y a la próxima invito yo.

¡Tronco, no te enteras ni del NODO, que ya he pagadooooo!

Imagen relacionada

No worrries.

La verdad es que me daba absolutamente igual y hasta los chinos saben que por 15 euros no me vendo, que ese chico no me gusta y que no me ve el pelo más. En fin, todos este rollo macabeo para plantearos el siguiente dilema existencial que no me deja vivir.

A la hora de pagar la dolorosa, ¿Quién paga en la primera quedada?

*Excusadme, sigo resistiéndome a hablar de citas

GREASE

Yo no espero para pagar, no me hago la remolona. Nunca. Ni con mis amigos, ni con mis amigas, ni con los pilles de Tinder. Trabajo lo que trabajo para ganar lo que gano y entenderéis que a estas alturas de la peli esperar que el hombre pague y más cuando no ha habido puto feeling, es absurdo. Es una lección incorrecta y una creencia que nos ha transmitido y nos sigue transmitiendo el patriarcado. ¿Tiene que pagar el hombre porque es el que tiene que demostrar que puede proteger y mantener a una mujer con su dinero? Y si no lo hace, demuestra que no puede. ¿Conclusión? No es “lo suficientemente hombre” o “no tiene el suficiente interés”. Chorradas. Por favor,  no nos dejamos llevar por los convencionalismos del siglo pasado. 

Paso de comentaros los resultados de estudios americanos, porque por las tierras yanquis de facha-Trump el asunto de las citas es un mundo aparte al nuestro. Bastante machista y aprovechado por parte de las féminas de aquel país. Matthew Hussey, el couch experto en citas para mujeres deja muy claro a su público femenino lo que él piensa.

Estamos de acuerdo querido Matty. Eso sí, el hecho de que él (aunque no por el mero hecho de ser hombre) se ofrezca a invitarme en el primer encuentro lo considero un gesto de amabilidad, elegancia, generosidad y buena educación.

Por cierto, una fotito de mi presencia en la pasada huelga feminista. ¿Mis top frases?

La talla 38 me aprieta el chocho

Fuertes y unidas como los pelos de nuestra figa (molt valencianot, sí señor)

Al volver a casa no quiero ser valiente, quiero ser libre

Y el último grito en tecnología….

btrhdr

 Mujeres que no pagan ni quieren pagar nunca

Amiga mía, si tras varias cenas, ni te ofreces a pagar ni pagas por el simple hecho de que tú eres la mujer y él es el hombre me parece que no eres una mujer educada ni respetuosa. Todo lo contrario, tienes una cara que te la pisas. Una mujer que espera y quiere que el hombre apoquine siempre, para conquistarla, porque sí, porque es lo que toca, ni tiene educación ni vale la pena. Confiar en que un hombre pague siempre no es justo y lo único que demuestra es que eres una aprovechada. Si das por supuesto que eres la invitada, asumes que el otro es millonario o en algún momento de la velada se te ha dormido el brazo y te impide desplazar la mano para hurgarte el bolsillo, muy mal querid@. muy mal. Y muchas cosas más que te diría pero que no te voy a decir porque luego me tengo que confesar.

Y tú caballero si tienes la mala fortuna de toparte con una mujer así, huye. Hazlo antes de que sea demasiado tarde, porque estás ante una de esas sirenas por las que aquel soldadito marinero perdió la cabeza, esas que dicen te quiero si ven la cartera llena.

¡Yo invito!

Una mujer como toca insiste en pagar su parte, invita al otro con gusto porque le sale del corazón y amenaza cordialmente con no dejarse volver a ver.

O se deja querer y acepta una invitación que nace del corazón. Y la siguiente corre de su cuenta. Pero nunca espera que un hombre siempre pague por el hecho de ser hombre. 

Cutre, tacaño

Otra cosa muyyyyy muyyyy distinta y mega cutre es que el tío en cuestión, a la hora de pagar, sea más lento que el caballo del malo y se haga el longuis de mala manera. Huye si ese es el caso. Es precisamente lo que ocurrió con el australiano. Personalmente no hay cosa que más rabia me dé en un tío. Que sea rata y que sea cotilla. Bueno, tampoco me gustaría que votara a VOX y tuviera halitosis. Ni que se rascara las pelotas en público. Ni que viera Sálvame. Ni que se rascara el culo y luego me hiciera carantoñas con sus sucias manos. Ni que escuchara reggaeton. Vale, ya paro que me enrollo. Sólo la última…..ni que la tuviera enana.

Ante la duda amig@s…

med

Siempre hay peros, pero eso lo hablaremos otro día querid@s.

¡Feliz Sexo!

NO CREO EN LA CIENCIA, SÓLO EN EL AMOR, LA MÚSICA Y EL SEXO. P.D.:Y EN TODOS SUS COMPAÑEROS DE VIAJES

Sígueme en:

Twitter https://twitter.com/PepitaLaNuit

Instagram https://instagram.com/pepitalanuit

Contáctame en escribenos@cosmopolitan.es