Qué bien que nunca me quisiste, qué bien

¡Hola Mis Chic@s Molon@s!

el_diario_de_noah_3960_1200x630

“Me gusta, me gusta tanto” es lo que le decía a esas amigas que son mis socias aquella noche de hace ya muchos años antes de meterme en la boca del lobo. No me aguantaba las ganas y te seguí. De repente y sin avisar entraste en mi vida como un elefante en una cacharrería. A partir de esa noche en la que te metiste en mi cama, te colaste en mi cabeza y en mi corazón. Estaba tan ilusionada. Me alegrabas el día, las quedadas por la tarde en cualquier bar, los partidos de domingo de liga, las fiestas, las noches, los viajes que hacíamos todos juntos. Oír tu nombre significaba un vuelco en el corazón, pensar en ti me ponía cachonda.

Tenía tantas ganas de ti, de noches contigo, conversaciones contigo. Ganas de ese olor a ti y del sabor de los besos contigo. Acaparaste mis días y mis noches. Alerta y pendiente, buscando tu mirada, tu piel, tus besos, tu boca que me quemaba, tu compañía que me trastornaba. Quedarme contigo esa noche, meterme en tu cama y dormir muy pegadita a ti. Que no se nos hiciera de día. Rabiosa, tierna y completamente abandonada a ti. Te miraba y me mordía los labios de tanto que me gustabas y me sigues gustando.

Me gustas por dentro y por fuera. Me gustas porque eres guapo. Me gustas tanto que me sacas de quicio. Me gustas por ese amor tan grande que tienes y conservas por tu madre, porque eres un amigo leal, por todos los buenos y bonitos sentimientos que sé que tienes. Me gustas porque me provocas ternura y unas enormes ganas de cuidarte, aunque no estés enfermo. Porque eres bueno, porque me excitas, porque renunciaría un poquito a mi libertad por estar cerca de ti, porque me gustaría saber cómo es despertarme a tu lado cada día. Porque cerca de ti  me siento en paz, porque me dormiría en tus brazos y te observaría toda la noche. Me gustas porque me gustaría ser tu casa y que tú fueras la mía. Por eso y por muchas otras cosas. Me gustas, me gustas mucho.

Me gustas, me gustas mucho porque desde el primer momento en que te vi me robaste el pulso, el aliento, hasta la respiración.

Hoy, cinco años después de todo aquello he visto una foto tuya. He sabido algo más de ti. Una conocida en común me lo ha chivado todo. Hoy te he visto de nuevo y se me ha caído el alma a los pies. Literalmente. Pero confieso que he sentido cierto alivio a la vez. Qué bien que nunca me quisiste, qué bien.

¡Feliz Sexo!

NO CREO EN LA CIENCIA, SÓLO EN EL AMOR, LA MÚSICA Y EL SEXO. P.D.:Y EN TODOS SUS COMPAÑEROS DE VIAJES

Sígueme en:

Twitter https://twitter.com/PepitaLaNuit

Instagram https://instagram.com/pepitalanuit

Contáctame en escribenos@cosmopolitan.es