Motivos por los que a ellos (y a ellas) les vuelve locos practicar sexo oral

¡Hola Mis Chic@s Molon@s!

De nuevo me he servido de mis amistades para construir el siguiente post que va de por qué a ellos (aunque también a ellas) les gusta más comer un chichi que a un tonto un lápiz.

Yo nunca me he comido un chichi y por ahora no tengo intención de llevarme ninguno a la boca. Pero si me lo han comido, y no pocas veces. No obstante, he de confesar algo. En general, y basándome en mi dilatada experiencia sexual, los chicos comen muy mal el coño. Es la verdad. Entiendo que nadie nace enseñado, pero con 30 años imagino que el amante de turno ya me viene aleccionado por novias, y compañeras de alcoba. Otros (pocos) han ido perfeccionando la técnica y por esos lares se mueven como pez en el agua. Todo un gustazo.

comer-coños-3

También me he topado con algunos (los menos) que no se han bajado al pilón. Hay muchos hombres que no lo hacen porque les da asco o simplemente porque no saben hacerlo bien.

A medida que uno va metiéndose en faena las reacciones van in crescendo y ocurren cosas que no podemos evitar. Comienza el involuntario temblor de piernas, luego las piernas cada vez  más abiertas para sentir más y mejor esa boca que nos está catando entre los muslos. Echamos la cabeza hacia atrás mientras no podemos evitar cerrar los ojos, nos mordemos el labio y nuestra garganta no puede evitar lanzar el primer gemido. Nuestras manos mientras no pueden quedarse quietas y unas manos que empiezan a recorrer tu nuca Y comienzas a sentirte húmeda y atener calor. Estas como una moto y cachonda a mas no poder. Y es que, que te coman el chichi mola. Y al que se baja al pilón también le mola. O no?

Jorge, 34: Yo solo como chichis cerraditos, rapados, tiernos y que huelan bien. Si se cumplen estos requisitos me lo zampo entero.

Pepe, 35: A ver si luego me inspiro y te lo cuento… Nunca mas se supo.

Nico, 35: Cuando estoy ahí abajo siento que tengo super poderes. Solo con la boca y con la lengua puedo controlar a una mujer y dominarla. Es una pasada. Me siento como un súper héroe cuando le hago sexo oral a una chica.

Pablo, 25: Qué asco. Yo no chupo una vagina ni loco.

Edu, 26: Ni yo. Eso con forma de hamburguesita…puaj!

Adriana, 34: Mi chico dice que le encanta hacerlo porque lo que excita es dar placer y ver como la otra persona se vuelve loca.

Digo yo que por el olor y en especial porque la sensación de saber que a la persona le produce placer y que por lo tanto tienen el control. Ten en cuenta que soy una experta en literatura erótica y por lo tanto mi opinión vale por dos.

Luis, 30. Tiene lo mismo que una polla. Al final, es algo oral (Freud), meterse en la boca lo que uno desea. Nota: Y no nos vuelve tan locos. Hay veces que bajas al pilón y es incómodo, te aprietan la cabeza/cara, te tiran del pelo, te cogen las orejas, etc. Y, depende de cada una, puedes estar ahí abajo, destrozándote la lengua tus buenos 15 minutos hasta que acaba.

Carmen, 34: Precisamente ayer lo estuve comentando con unos amigos.  Yo creo que en realidad eso es un mito y no le gusta comer almejas. Lo que pasa es que un hombre de verdad que se viste por los pies sabe que a las mujeres disfrutan cuando les comen la almeja. Así que se comen la almeja de su mujer, su novia o de la que quiere que se lo pase bien. Vamos, que es un mito. Me encanta empezar el día con estos temas tan entretenidos.

Roció 30: Pepita, tan pronto y pensando en la pepitilla…

Javier, 34: A mí porque me divierte muchísimo. Es como tomarte una ostra pero multiplicado por 1000. Y encima ver como se pone como una moto es mejor aún!! Vamos que me gusta.

Vamos, esto es como comerse una polla. Yo la chupo por varios motivos. Si el tipo me pone, le deseo o le quiero. La chupo porque quiero ver como su cuerpo entero se retuerce, su piel se estremece, gime de placer y se vuelve loco con cada movimiento de mi lengua. Besitos por aquí, lengüetazo por allá. Pues con el chichi digo yo que será lo mismo. Eso si, el pene ha de tener un tamaño digno que lo habilite para ser chupado, porque si no da mucha tirria meterse en la boca un pene que es más pequeño que un lápiz. Como un dedo meñique. De verdad, no se lo deseo ni a mi peor enemig@.

Borja 45: Comer coño es como follar, sabiendo que no te vas correr. A parte es como saborear una parte que no da ni el sudor, ni la saliva. De las formas que más me gusta hacerlo es cuando ella se sienta desnuda en mi cara y me unta. Sentir la carne en la boca, húmeda y que el orgasmo ocurra… es algo que no se puede describir con palabras.

Yo creo que el verdadero motivo de comerle el chichi a alguien, no es solo por puro placer sexual. Creo que es por la sensación de empoderamiento que brinda meterse en la boca el sexo de la otra persona. Y también por un maravilloso afán de desatar el delirio de tu compañero de alcoba. Lo que una siente cuando le comen el coño como Dios manda es una sensación muy bonita, de las cosas más fascinantes y divinas que existen.

¡Feliz Sexo!

NO CREO EN LA CIENCIA, SÓLO EN EL AMOR, LA MÚSICA Y EL SEXO. P.D.:Y EN TODOS SUS COMPAÑEROS DE VIAJES

Sígueme en:

Twitter https://twitter.com/PepitaLaNuit

Instagram https://instagram.com/pepitalanuit

Contáctame en escribenos@cosmopolitan.es