Hombres flipados in the night

¡Hola Mis Chic@s Molon@s!

Me tienes loquita bandido, aunque tú no lo sepas.

¿Por qué me gusta tanto si ni siquiera nos hemos besado? Chicas, no os podéis imaginar qué pedazo de maromo. Además tiene una sonrisa que le comería toda la polla. Así, sin más. En vivo y en directo, no tendría ni que pedírmelo. Bueno, pues qué mala suerte que la última vez que lo vi, en algún momento de la noche, se las piró. Me quedé tristona, taciturna y apocada como un juguete roto que ha perdido la ilusión. Pero yo, que desde el siglo pasado dejé de salir para pillar, continué la noche a pesar de la ausencia de mi amor.

En el grupo había otro chaval en el grupo que andaba con la novia. La verdad es que a mi leal saber y entender, aunque no sea jurista, aquella pareja hacía aguas por todas partes. No se separaron en toda la noche, casi pegados como lapas, pero ni se miraban, ni bromeaban, ni bailaban juntos. Vamos, que complicidad cero patatero. Llegó un momento en que decidí pirarme. Le pregunté a la noche, me pregunté a mí misma,… ¿Crees que el panorama va a mejorar? Negativo. Así que pillé mi chupa y fui despidiéndome de todos. Cuando llegué al chaval que andaba con la novia, con el que por cortesía había intercambiado un par de preguntas ¿Cómo te llamabas? ¿A qué te dedicas? ¿De qué conoces a estos?, va el tío y me dice.

¿Ya? No te marches… (atent@s que ahora viene lo bueno), que mi novia se marcha enseguida.

Imagen relacionada

¿PERDONAAAAA? No entiendo, que tendrá que ver la chicha con la limoná. Intuyo que esto es una especie de nena, siento que te encanto y en breve se las pira mi chorva y te puedo atender y darte lo tuyo. ¿DELANTE DE TUS COLEGAS? ¡QUE SON COLEGAS DE MIS COLEGAS! Además, primero de todo que me la pela que tu novia esté o no esté. Y segundo, ¿crees que muero por tus huesos? ¿en qué momento te crees que tengo algún interés en ti? Llamadme loca del coño, pensad que son imaginaciones mías, pero aquella frase desprovista de lógica y sentido alguno sólo podía querer decía una cosa. Y es que una vez pirada la novia a casa, él ya gozaría de luz verde para meterme fichas, y si caigo, eso que se lleva.

Yo flipo, de verdad. La gente no tiene ya ni filtro, ni vergüenza, ni nada de nada. Además de creerse que son un bomboncito irrechazable y que tú te conformas con el primer mindundi que te da la hora, el ser infiel sin mirar con quien parece que está a la orden del día. Para bomboncitos, mi maromo. Pensaréis que no, que estas cosas no pasan tanto. Pues anda que no he visto yo tipos y tipas casad@s y zas, metiendo el morro a la primera de cambio.

A mi los hombres me gustan en formatos variados. Altos, más bajitos, rubios, morenos, artistas, funambulistas, de aquí  y de allá. Pero infieles, que les huela la boca, la barba y lo que no es la barba, de ninguna de las maneras. Y de esos que van de killers y no se comen ni un colín tampoco.

Imagen relacionada

 

¡Feliz Sexo!

NO CREO EN LA CIENCIA, SÓLO EN EL AMOR, LA MÚSICA Y EL SEXO. P.D.:Y EN TODOS SUS COMPAÑEROS DE VIAJES

Sígueme en:

Twitter https://twitter.com/PepitaLaNuit

Instagram https://instagram.com/pepitalanuit

Contáctame en escribenos@cosmopolitan.es