Los mejores afrodisíacos para hacer el amor y ponerse a mil

¡Hola Mis Chic@s Molon@s!

“No hay afrodisíaco como la inocencia” decía Jean Baudrillard. 

afrodisiacos

Usados desde tiempos ancestrales, la raza humana siempre ha buscado elevar su condición sexual a través de los afrodisíacos más extraños. Estos aceleradores de  la pasión consiguen su nombre en honor a Afrodita, diosa del deseo. Durante miles de años han sido usados por los humanos como herramienta efectiva para elevar la libido y la potencia sexual en hombres y mujeres.

Está  claro que si la chavala o el chaval nos mola mucho, no hay acelerador que valga, pues ella o él ya es estímulo suficiente para ponernos como una moto. Pero para ponerse a tono con la situación y si no confiáis en dar la talla , unos cuantos estimulantes no están de más en la despensa.

A tomar viento  esos fármacos que no hacen sino engañar a nuestro cuerpecito serrano con alucinantes dosis de calientaburr@s, erecciones forzadas y farsas creadas por los monstruo farmacéuticas como la diabólica «pastillita azul», que puede matarte de una erección si te pasas de la raya. Dejémonos por favor de estimulantes químicos y pasémonos al lado natural de las cosas. Sabe tan bien.

Cuenta la leyenda que el pan griego de olivas negras está muy rico y además pone nuestro hipotálamo a funcionar sin freno. Además de los míticos comestibles; véase fresas con nata, champagne, espárragos, rúcula, almendras (que además hacen crecer las tetas), plátanos, chocolate, ostras, para que os lata la concha o se os infle como nunca el pirulí, existen otras opciones bizarras de cojones. Nunca serán tan fáciles de localizar como los previamente mencionados, pero los siguientes aceleradores rarunos siguen funcionando cuando un@ anda bajonead@.

A continuación os propongo una decena de afrodisíacos bizarros –que al igual que vosotro@s, poco tienen de inocentes- que son culpables de despertar el frenesí y el deseo sexual del que tenga los ovarios de catarlos. Os advierto que son difíciles de hallar. Pero, ayy si dais con ellos, tendréis más peligro que Espinete vendiendo condones. Ya os advierto que no los encontraréis en vuestros supermercados de confianza y/o establecimientos de confianza donde soláis hacer la  compra. A buscarse la vida! De la A a la Z…

almeja

Atta

Así se hacen llamar las hormigas cortadoras de hojas que se llevan a la boca l@s más cachondos de Colombia. Según cuenta la tradición, se regalan attas a los recién casados para que disfruten más y mejor de su noche de boda. Ojo que sólo las reinas son comestibles.

Balut

Aunque a nosotr@s nos de ganas de potar, en las islas Filipinas el balut es el pan nuestro de cada día. ¿Qués es el balut exactamente? Huevos de pato con un embrión de unas 20 semanas de gestación. Con un par.

Pene de tigre 

En China, Taiwán y Corea del Sur el tigre (más bien su pene) se toma a modo de potenciador sexual. La gente está muy loca.

Pepino de mar

PEPINDEMAR 2

No sé cómo lo veréis, pero a mí este pepino me da un repelús que me muero. Sólo de verlo me entra urticaria. No quiero ni pensar si me lo tengo que meter en la boca, por mucha forma de polla que tenga. Muy afrodisíaco ha de ser el pepino, porque sólo el nombre ya da la risa floja. Ni con un palo toco yo el pepino.

Pipi de babuino

Para l@s que os atreváis con la versión gastronómica de la lluvia dorada, este pipi se bebe de lo lindo en la lejana Zimbabue, donde la orina de este animalico se consume para curar males sexuales.

Sopa de nido

Conocido como el caviar del este, se prepara literalmente con nidos de pájaro. Aseguran que aumenta la potencia sexual. Personalmente esta sopita de ave no me motiva nada. Comida para pájaros.

Vino tinto de toda la vida de Dios

Ya sé que el tintorro peleón de raro no tiene nada, que es de la familia. Pero de todos los afrodisíacos del mundo mundial, es sin duda con el que me quedo. Primero, alberga en su cálido interior unos antioxidantes que provocan un beneficioso efecto vasodilatador. Ya lo dicen. Consumir vino con moderación (con un par de copitas diarias vais que os matáis) incrementa la lubricación vaginal y potencia la erección de los caballeros.

losdos

Y mejor si algún comercio se anima a vender estos afrodisíacos en tarritos. Aunque estoy convencida de que el mejor afrodisíaco es ese alguien que hace que todo tu organismo se trastoque, se pierda, se vuelva loco de remate y se remueva hasta lo más recóndito, haciendo que la fibra más rebelde se rinda en su favor, ese hombre o mujer que hace que tu cerebro, tu mente, tu cuerpo, tu alma…dejen de pertenecerte.

 Mientras tanto….chin chin y Feliz Sexo!

NO CREO EN LA CIENCIA, SÓLO EN EL AMOR, LA MÚSICA Y EL SEXO. P.D.:Y EN TODOS SUS COMPAÑEROS DE VIAJES

Sígueme en:

Twitter https://twitter.com/PepitaLaNuit

Instagram https://instagram.com/pepitalanuit

Contáctame en escribenos@cosmopolitan.es