¿Y ahora qué hacemos con el semen? Tragar o escupir, esa es la cuestión

¡Hola Mis Chic@s Molon@s!

Llevo toda la mañana metida en pornhub y otras webs porno viendo infinitas mamadas que gracias a Dios acaban llegando a su término, eso sí, con ellas tragándose felicísimas de la vida el semen del maromo. JA JA JA. Me río por no llorar. También he andado fisgando en foros sexuales de lo más puercos y sucios acerca del dilema universal de si tragarse o escupir el semen. Dadle aquí por si os apetece cotillear. Aunque me he echado unas buenas risas ante tanto comentario jocosos sobre el asunto de las tragaderasla verdad es que con lo que me gusta a mí el sexo, al final de la corrida me han entrado unas horribles ganas de potar. Insisto en que consumir porno en exceso y sobre todo ignorando el hecho de que, al igual que ocurre con las pelis made in Hollywood, todo aquello que vemos al otro lado de la pantalla no es más que puro teatro y ciencia ficción, lleva a algunos hombres, y mujeres por qué no, a no tener ni pajolera idea de lo que es el sexo. Y sobre todo de cómo terminan las buenas mamadas.

De tanto ver porno y pajearse a algunos les salen granos y muchos más acaban creyendo de veras que nosotras nos alimentamos de semen y que nos flipa el sabor y la textura de ese liquido blanquecino que os sale de la polla cuando os corréis. Para chuparse los dedos. ¿En serio? No a todas, no a todos.

image

La primera vez que hice a una mamada fue a mi primer y único novio. Eso de que me follaran por la boca, aún andaba yo metida en las comunidades neocatecumenales, me daba pánico y sobre todo un asco que te cagas, como a mi amiga. Soy increíblemente escrupulosa con los olores (barbas, bocas, pelo, sudoración, o fragancias pachuli) y más aún con el de una polla que me tengo comer. Así que lo mandé derechito al tocador para que se aseara.  Y bien que se limpió la minga con esmero, tanto que no sabía ni a polla.

La primera vez que probé semen fue el suyo. Hacía un par de meses que no nos veíamos. Tenía tantas ganas de verle que cuando él se corrió me lo tragué todo. En plan polo. Y tan feliz.

Aquellos dulces años #1 Helados

Me entraron ganas de vomitar y desde entonces yo ya hay cosas que ya no me trago. Sé que una vez traje a la palestra las múltiples cualidades del semen. Lo de que terminen en la boca lo he hecho con un par de muchachos (entre ellos mi primer novio) a los que adoraba y por los que estaba crazy in love. Y por ellos, cerraba los ojos, abría la boca y me lo tragué. Aparte de esos, amor lo que se dice amor no ha habido con ningún otro. Y yo si no hay amor, no me trago nada. Ni hasta las cartolas de LSD.

Este tema lo he hablado hasta la saciedad con mis amigas. Pijas, hippies, bisexuales, solteras, casadas, con hijos, modernísimas, tradicionales, más mayores y más jóvenes que yo. La verdad es que la mayoría de ellas no ve con buenos ojos tragar semen.

Amiga de 38 año con pareja abierta

¿Se han corrido en mi boca? No siempre pero alguna vez sí. No me lo trago por que no me seduce tragarme el semen. No me importa que se corran en mi boca pero tragármelo ya es demasié. Me parece menos higiénico. Por un tema de aprensión, hipocondría de enfermedades de ETS. No sé si con lógica real y desconocimiento de la medicina. Así que de tragar nada mi amor.

Amiga de 32, casada y con prole. 

Si trago me muero

Amiga de 27 años y guapa de remate 

Yo soy muy escrupulosa, así que ni tragar ni escupir porque a mí comerme una polla me da un asco que te cagas.

Amiga de 33 años, soltera

Escupir SIEMPRE

Madrileña anónima de 32, casada.

No te lo tragues, no está rico

Valenciana soltera de 26 años

¿Cómo me como las pollas?

Imagen relacionada

¿Me lo trago? No. Es decir, ¡NO! ¿Por qué? ¿Por qué NO?. Pues porque no. Sabe a ácido. Porque sabe a puto asqueroso. Es que está malo y realmente no lo pasas bien. Si eres una sumisa de los cojones y tu novio te está pidiendo que te lo tragues y te lo tragues es el sistema. Realmente es innecesario. Es totalmente innecesario y lo haces por complacer al otro, pero no lo haces por ti, porque ahí ni tienes el punto G, ni te da placer y está asqueroso.

Amiga de 30, ennoviada

Que un día vas en plan muy cerda y te apetece experimentar el rollo Oh si nene, córrrete en mi boca que me lo voy a tragar y voy a hacer bambollas con el semen. Vale, eso es otra cosa, pero ese es un rollo de ir muy cachonda y lo hago una vez a las mil. Pero por costumbre ni de coña. Yo eso lo hago y luego escupirlo, OBVIAMENTE. Siempre lo escupo.

Como canta deprimente Morrisey (calamidades y el fatal destino del más macarra de la banda callejera al que algún pistolero de pacotilla Acaba volándole la garganta aparte) nunca has estado enamorado….y yo pregunto ¿hasta que te lo tragas? Con un par de ovarios y sabiéndote a gloria.

Amiga de 28 que lo ha dejado con novio de 10 años

Yo siempre lo escupo y eso de Si le quieres te lo tragas es mentira. Yo he estado 10 años con mi novio y lo siento mucho pero sí, se ha corrido en mi boca y lo he escupido siempre. Porque sí y si te lo tragas es porque eres una sumisa de la leche. Las cosas son así.

Y así os las he contado.

Y ahora y sin más dilación, después de que se nos corran en la boca (si aceptamos esta opción) podemos OPCIÓN A: CERRAR OJOS Y TRAGAR U OPCIÓN B: ESCUPIR. ¿Escupir o tragar? ¿Escupir o tragar? ¿Escupir o tragar? ¿Escupir o tragar? Escupir o tragar es la pregunta que lleva atormentando la mente de muchas mujeres desde hace siglos. Ya sé que la cuestión no es muy fina y elegante pero es un tema capital, ya que tragarse el semen implica tanto placeres como problemas. ¿Quién dijo que fuera fácil?

Haced lo que os pase por el chichi. Eso sí, sabed unas cuantas cosicas.

¡READY, STEADY, GO!

Las malas lenguas dicen que el semen sale despedido del miembro erecto para tornarse salchicha a una velocidad de 50km/hora. Más rápido que Rajoy corriendo.

Resultado de imagen de rajoy corriendo gif

¡Pa habernos matao!

¡ESPERMIDINA A TOPE DE POWER!

Dicen que el esperma es un arma letal contra el envejecimiento, una anti aging de lo más accesible y económico. La razón por la que el néctar del amor nos mantiene jóvenes, si termina con un trago abundante, es esa poderosa sustancia conocida como espermidina, muy abundante en el semen masculino. Eso sí, en grandes cantidades. La espermidina nos brinda la magnífica oportunidad de reparar las células dañadas del cuerpo, y lo mejor de todo es que repara desde el interior. Incluso la ansiedad y la depresión mejoran sustancialmente.

La buena de Cleopatra, además de andar enredada entre affaires varios con dos emperadores muy malotes de la Historia, Marco Antonio y Julio César, también se bañaba en leche de burra. Me lo ha dicho mi hermana que es adicta a SER HISTORIA y cada noche cae rendida bajo los efectos narcolépticos de sus interesantísimos podcasts. ¿Y esto qué puñetas tiene que ver con la polémica ingesta de semen? Muchísimo, ya veréis. Hermana, que sepas que no se bañaba en leche de burra. Las malas lenguas parlotean que la muy perversa se bañaba en semen de esclavo fortachón. Resulta que la gobernanta más bella de la Historia (porque no conocen a mi señora madre- y lo digo por lo de bella y por lo de gobernanta) mandaba a sus esclavos a masturbarse y hacía que cayera todo sobre su particular “piscina”.

Imagen relacionada

Imaginaos por un momento la cantidad de esclavos dándole al manubrio que necesitaba Cleo para llenar la piscina de los cojones. Así que si no tienes un harén de amantes dispuestas a hacerse gayolas todo el día por y para ti, despídete de la piscina querida

EL SABOR DEL AMOR

El olor y el sabor del semen depende bastante de la dieta del maromo en cuestión. Si lleva una dieta tan equilibrada como Hommer Simpson o previamente ha bebido como un poeta, el semen puede saber a pozo. Un sabor fatal, entre amargo, ácido o agrio. A huevo podrido. Puajjjjj, para potar.

Sin embargo, las frutas y las verduras frescas dotan al semen de un sabor dulce. Huelga decir que controlar la dieta del eyaculador es complicado, salvo que le engañes como a los niños.

Imagen relacionada

LAS ITS Y UN CÁNCER DE BOCA DE PELOTAS

Sabed que al tragar semen nos exponemos a un posible contagio de ITS (infecciones de transmisión sexual) y cáncer de boca o de garganta, aunque el riesgo de desarrollar cáncer es mínimo, también hay que decirlo. Así que, ante la duda, que se lo trague su madre.

ESCUPIR

Está claro que lo de escupir el néctar del amor tampoco es un acto grácil y elegante. Eso de irte con la boca llena de lefa hasta el baño es poco distinguido para dar el broche de oro a una mamada de 10. Pero en el sexo no se puede decir Sí, sí , sí a todo.

Imagen relacionada

¿Y ELLOS?

Ellos, los amigos que han contestado, confiesan que eso de correrse en la boca de la chica les pone palote, porque es como si ellos mandaran como en los juegos de rol. Pero la mayoría se la pela lo que hagamos con él. No les pone ni más ni menos si ella se lo traga.

A mi follamigo euskaldun (llevo unas semanas, ya os contaré) le da pudor eso de correrse en bocas ajenas y ayer por la noche, cuando le pregunté, me susurró seductor aquello de:

Prefiero pintar un cuadro abstracto sobre el lienzo de tu cuerpo.

¿Qué cosa tan bonitas me dice verdad?

HAZ LO QUE TE DE LA GANA

Hagas lo que hagas que sea porque te de la gana. Que nadie os obligue a tragar con nada que no queráis.

A mí que follen en plan perrito, me me azoten en el pompis, que me estiren del pelo, incluso puedo intentar hacerle el hamster, si no me atraganto antes con las pelotas, pero no dejo que termine en mi boca.

Imagen relacionada

PARA LOS MAS CHAPILLAS

¿Una de snowballing? Queridos, en lugar de que ella escupa el semen (que al parecen os ofende), considerad el snowballing. ¿Qué tal si recibís vuestro propio semen de la boca de la chica? Si ellas tienen que probar la lefa (lefa, qué palabra tan horrorosa) de un tipo más que insistente, ¿por qué tú (amo y señor de tu delicioso néctar del amor) no?

¡Feliz Sexo!

NO CREO EN LA CIENCIA, SÓLO EN EL AMOR, LA MÚSICA Y EL SEXO. P.D.:Y EN TODOS SUS COMPAÑEROS DE VIAJES

Sígueme en:

Twitter https://twitter.com/PepitaLaNuit

Instagram https://instagram.com/pepitalanuit

Contáctame en escribenos@cosmopolitan.es


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios