Mujer blanca busca…

Mujer blanca busca

Hola mis chic@s molon@s,

Lo que me he podido reír con mis amigas, y yo sola, escuchando este vídeo una y otra vez. Echadle un vistazo porque no tiene desperdicio.

¿Qué queremos las mujeres? De los hombres, claro está.
La verdad es que se trata de una pregunta muy sencilla. Yo no sé lo que querréis todas y cada una de vosotras, cada una somos de una forma, pero yo desde luego, sí sé lo que quiero.
Lo quiero todo.

A pesar de habar de sexo y otros menesteres calientes, creo en el amor verdadero, en el amor para toda la vida. Por supuesto. Cuando en tertulias y reuniones surge el tema del sexo, las parejas, el amor…yo siempre digo lo mismo. Yo creo en el amor verdadero, en el amor para toda la vida.

mujer

A muchos les hace gracia, otros directamente se ríen de mí, otros creen que jamás lo encontraré. Eso es porque ellos no creen, pero en el fondo no me importa lo que piense ninguno de ellos. Sólo busco mi aprobación.

No voy a caer en tópicos (no me van) de que soy demasiado exigente, porque no lo soy. A veces me he conformado con poco. A veces, no siempre. Me he conformado con polvos agridulces, con cretinos y mentirosos, con chicos malos que básicamente son eso, malos.

La palabra exigente parece que te eleva por encima de los demás, te hace creer que eres superior. Yo no creo que lo sea, pero lo que busco Sí.

No quiero aburridos, sosos, prepotentes, egoístas, egocéntricos, cobardes, melancólicos, mentirosos, ruines, vagos, borrachos y sin vida.

Yo quiero un hombre que me ponga con los tacones mirando pal techo (creo que ya os lo he comentado en alguna ocasión), que me mueva el piso, que me tenga loquita, que me dé lo mío y que de vez en cuando que me ponga mirando pa Cuenca.

Chica mirando para Cuena

Que además de mariposas en el estómago, pasión, calor, ternura, ardor, cariño, respeto y un largo etcétera, me despierte admiración.

Me da igual el color de su piel, su bandera, la religión que profese y los Dioses que adore o no adore.

Eso sí, SOLTERO Y SIN COMPROMISO.

Quiero un hombre, ante todo, que me quiera, no por encima de todo, (a él debe quererse más, si no el amor no funciona) pero sí como yo me merezco. Un hombre que quiera cuidarme, a mí y a nuestra prole.

Bondadoso y leal. La fidelidad puede definirse en pareja, ya hablaríamos de esos temas con tranquilidad.

Pareja

Con la mente sana, muy sana.

Que le fascine el mar, el sol y la música tanto como a mí.

Que no busque joyas, palacios ni coches.

zapatillas

Que se ría mucho, y de paso que me haga reír a mí.

Que sepa que en la vida hay pocas cosas que realmente tienen importancia.

Que quiera cenar conmigo cada día a una hora distinta y no caer nunca en la rutina.

Que tenga una buena conversación.

Generoso y apasionado

Con mucha mucha vida y ganas de vivirla.

Que sepa cocinar, más que nada, porque yo no tengo ni idea. Desde que estoy en Australia, del sandwich de jamón y queso no salgo. Me estoy quedando como la MOSS, en los huesos. Si además de cocinar, le gusta hacer la compra, limpiar la casa, poner la lavadora, planchar…ahhh y sacar la basura además de ser el manitas de la casa, mejor que mejor.

Humano, humilde, solidario.

Que tenga un toque canalla, pero sin serlo.

Sano, pero que tengo algún vicio (pecata minuta).

Vivir intensamente, juntos y revueltos.

No me gustan los porno adictos, pero quiero tener a mi lado, en mi cama cada noche y cada mañana a un hombre que folle bien y me haga el amor como Dios manda. Y bien y como Dios manda quiere decir con ternura y amor cuando toca, salvaje y apasionadamente (vamos, a lo guarro) cuando proceda.

Sensible y sobre todo bueno. Bueno por encima de todo.

Maduro, con los pies en la tierra.

Que no encienda la luz, que no diga nada, que no se mueva si no lo siente.

Que sea artista. Acepto cantantes, pintores, escritores, poetas, pianistas, guitarristas, fotógrafos, actores o guionistas. Aquí no soy demasiado exigente, me conformo con que se dedique en cuerpo y alma a alguna de las artes aquí mencionadas. No sé por qué, se me antoja que los hombres artistas son más sensibles y vulnerables que el resto de sus congéneres.

Que tenga un tatuaje.
No lo puedo evitar. Me ponen mucho mucho muchísimo los hombres con tatuajes, aunque digo UN NO ROTUNDO a los cuerpos invadidos por una masa de tinta multicolor. Uno, dos, tres como mucho. Creo que un hombre que se atreve con un tatuaje es un hombre que se compromete.
Para que os hagáis una idea, algo así me valdría.

Tatuaje

Que le gusten los niños y los mayores. Para ser buen padre y para ser un buen hijo. Todos nos hacemos mayores, desgraciadamente, es ley de vida. No quiero a mi lado un hombre que no quiera responsabilizarse de sus padres y de nuestros hijos.
Que sepa lo que es el AMOR. Para mí el amor, entre otras cosas, es lo que queda después de la vejez, de la enfermedad y de la muerte. Quiero a un hombre que me ame hasta el final, sobre todo cuando no luzca este cuerpo serrano, la celulitis haya invadido mis piernas y las arrugas ya no pueda disimularlas con cremas milagrosas.

Que no sea un freaky, todo el día metido en Internet o todo el día mirando la televisión, jugando a la Play, a la Wi… De eso nada, monada.

gif

Que le guste bailar

Hechos, no palabras
Todos sabemos que las palabras se las lleva el viento, que mucho prometer, pero después de metido nada de lo prometido y aunque no tenga mucho que ver, que por la boca muere el pez. No quiero un hombre que me regale los oídos con falsas promesas y engañosas mentiras. Que me lo demuestre.

Trabajador, en algo tengo que hacerle caso a mi madre.
Lo siento señoras y señores, pero no quiero mantener a mi hombre. Paso de vagos, parásitos, amebas y mochilas humanas que colgarme a la espalda. Aunque en estos momentos el horno no está para bollos y el panorama laboral es cuanto menos deplorable gracias a nuestro super presi Rajoy y los secuaces de su pandilla.

No más Peter Pans

Arrebato, Arrebato de mi vida y de mi corazón. ¿Dónde está la cámara? ¿Where is the audience? Está claro que estabais grabando un videoclip, porque las frases son tela marinera. No sé cómo no es ella la que pilla el buseto de ALSA y sale pitando con el rollito ese de manual que le sueltas. Vergüenza debería de darte.

Que sea un Willy Fog
No quiero un hombre que me regale la luna, sino una bola del mundo.

mundo

Aventurero, viajero, soñador. Quiero un hombre con el que coger una mochila, me encantaría que fuera mucho tiempo, si no me conformo con un de vez en cuando, y descubrir todos los rincones del mundo.

Quiero un hombre con el que, si llegamos juntos y tenemos la fortaleza, dedicar nuestra vida a la de los demás. Da igual dónde, pero los dos juntos.

Quiero un hombre extraordinario que me coja de la mano y me acompañe para toda la vida.

Y después…Seguir bailando y creyendo

No sé si estoy pidiendo mucho. A cambio ofrezco lo mismo que pido (salvo cocinar y ponerle mirando pa Cuenca), además de este cuerpo serrano. No sé por qué me da que este hombre (hay mujeres que me fascinan, pero por ahora soy una hombreriega de alto voltaje) no existe.

¿O conocéis a alguno?

¡Feliz Sexo!

Pepita La Nuit


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios