Follar o no follar en la primera cita

¡Hola Mis Chic@s Molon@s!

Hablemos esta semanita molona de los primeros encuentros o las primeras citas. ¿Folláis o no folláis en la primera cita? Sinceramente espero que no vayáis de antemano con este planteamiento entre ceja y ceja cuando quedáis por primera vez con alguien que os hace tilín.

Muchos se han pronunciado al respecto de lo que ha de hacerse o no en la primera cita. Al parecer la Universidad de Harvard ha elaborado un estudio que dice que follar en la primera cita puede dañar las relaciones a largo plazo. Menuda chorrada. Ya estamos con las dichosas universidades americanas y sus estudios que sacan día sí y día también. Llamadme mujer de poca fe, pero a mí no me la dan con queso. El abrirse de piernas o dejar que pongan mirando pa Cuenca no es una cuestión que me plantee a priori. En este sentido, nunca voy con planes premeditados a estos inquietantes encuentros.

Entiendo que el planteamiento de follar o no en el primer encuentro se dirige a nosotras exclusivamente, pues qué duda cabe que al macho jamás se le juzgará por meterla o que se la metan en la primera cita. Esto me lleva a plantearme la finalidad de esta pregunta. ¿Cazar al hombre? ¿Ser respetada por el macho? ¿Que no piensen que eres una guarrilla? Me parece una supina mamarrachada eso de juzgar nuestra integridad moral, nuestra valía o nuestro potencial como futurible pareja por la rapidez con la que follamos y nos follan.

por-que-todas-deberiamos-tener-sexo-en-la-primera-cita-25846

Lo siento, pero no entiendo nada. Vamos a ver. Pongamos que quedo con un chico que me encanta. Él por supuesto quiere tener sexo cuanto antes mejor. Le guste, le atraigo y quiere irse a la cama conmigo. Ya, ahora mismo, encima de la mesa, por delante y luego por detrás. A mí me pasa lo mismo. Me pone, me guste y me atrae muchísimo. Tanto que me pongo cachonda, sin que él me lo note, imaginándome montada sobre él. Me sobreexcito, me acelero pensando en sus manos recorriendo mi cuerpo, me enternezco pensando en dormir a su lado, mientras se me acerca por detrás y siento su cálida respiración. Se me pone la piel de gallina, los dos tenemos ganas y terminamos acostándonos juntos. Hasta aquí todo claro.

Pero luego resulta que yo no le parezco que fiar, ni una chica con la que salir y presentar a sus padres, algún día de estos. Con lo bien que se me dan los padres. Y las madres, no penséis mal. Resulta que cree que soy un poquito zorra por acostarme con él en la primera cita. Llamadme tonta, pero no lo pillo. Yo hago lo mismo que él, follar. Hago lo que él quiere, que también y sobretodo es lo yo quiero, osea follar. Pero resulta que acabo siendo vista como una fulanilla/ zorrilla/ guarrilla y descartada automáticamente de la agenda de las posibles relaciones por tener sexo en la primera cita. Sigo sin entender nada. ¿Me he perdido algún capítulo de Barrio Sésamo? Que venga alguien más listo que yo y me lo explique.

Aunque hago mis cábalas llego a mis propias conclusiones, De alguna forma, el dichoso «sistema» (que no se dónde está, porque como lo pille lo mato) nos impone que para no parecer una presa fácil tenemos que ponerlo difícil y hacernos las estrechas. Chicas, el coño nos lo ha dado Dios (sigo creyendo en él) para que lo disfrutemos. No sólo sirve para parir como una coneja y traer bebes a este mundo que está más jodido que la media. Está para que gocemos de nuestra sexualidad al igual que lo hacen ellos.

Independientemente de lo modern@s que seamos cada un@ de nosotr@s, de si creemos o no en algún Dios, de si somos feministas o nuestro interior todavía alberga queda alguna reminiscencia machista, tod@s deberíamos estar por encima de estas creencias. ¿Vosotr@s cómo lo veis? Yo me voy a sincerar, como siempre. Yo follo en la primera cita, si me apetece. Más que nada porque nunca hay demasiado sexo. Yo creo que hay que follar cuanto antes, si te apetece claro. Primero porque no hay tiempo que perder, la vida se nos escapa y los polvos también. Polvo que no se echa, polvo que no vuelve. Segundo, porque es muy importante tener una relación amorosa/sentimental con una persona con la que te guste irte a la cama. A dormir y a lo que no es dormir. Pero si no me apetece, desde luego que no me meto en la cama con él.

Chic@s molon@s, que nadie nos diga a estas alturas de la vida, y menos algunas revistas que piensan que somo unas descerebradas, si debemos tener sexo o no en la primera cita. Personalmente me alejaría de esos consejos que se dan gratuitamente sin ton ni son. Porque follaremos si nos da la gana. Si quieres follar, folla por favor. Porque sienta de maravilla. Porque es lo que quieres. Porque sí. Sin ser juzgadas, sin que  nos llamen y nos llamemos entre nosotros (que es lo peor) putas. Si te juzgan, si hablan de ti a tus espaldas, que te la sude el coño. Envidia cochina. Y de la mala. ¿Digo yo que robar, matar, mentir y corromper es peor no?

Y si no quieres irte a la cama en la primera cita, pues no lo hagas. Estás en todo tu derecho, no eres rara por no hacerlo. Y si alguien que se cree más moderno que tú y en posesión de la verdad te dice, ¿Por qué no? Pues porque no te da la gana, porque prefieres ir despacio, porque en tu coño mandas tú.

Cada cual que haga lo que le dé la gana, así de sencillo. No se trata de lo que debe hacerse en la primera cita, no se trata de evitar acabar en la cama ni de forzar a que se eche un polvo si no surge. Creo que en definitiva se trata de que cada uno haga lo que le apetezca, lo que le dicte el corazón, lo que le griten las bajas pasiones, lo que le susurre la piel. El respeto, el cariño, el deseo, el que el otro tenga ganas de ti, no depende de si se folla o no en la primera cita.

Confieso que alguna vez he sido víctima de la estúpida creencia de que no hay que follar en la primera cita. A mi primer novio lo tuve a pan y agua tres semanas. A veces, cuando me ha gustado mucho alguien, he intentado dejarle con la miel en los labios, dejar el polvo para otro día. He tardado en abrirme de piernas, he dejado el sexo en un segundo plano, porque quería asegurarme, dejándome llevar por preceptos machistas y moralistas, que si me acostaba enseguida con él, el susodicho perdería el interés por mí. Otras veces he esperado para tener sexo porque quería dejarlo para el final de tantas ganas que tenia. En las dos ocasiones, la estrategia no funcionó. Con el tipo junto al que protagonicé mi última historia me acosté el mismo día que le conocí. Me salió el tiro por la culata porque resultó ser un tremendo gilipollas, no porque nos acostáramos el primer día de conocernos.

Ni follar ni no follar en la primera cita garantizan que todo vaya a ir bien, que esta vez sí vaya a funcionar. Cuando dos personas se atraen de una forma genuina y hay un feeling potente que se nota y se siente, la relación saldrá adelante sin importar que se haya follado o no en la primera cita.

Mis chic@s molon@s haced lo que os salga del mismísimo. No consultéis con nadie, sólo con vuestra piel, vuestro corazón. Sobre todo con vuestro coño que es el que tiene la voz cantante. Esos momentos en los que además del corazón, el coño también está contento, hacedle caso a la cabeza. Hay noches de bohemia y de ilusión en las que a la mañana siguiente me he despertado sola. Sin nadie a mi lado, me he sentido ganadora, he respirado aliviada y diciendo a mí misma Pff…menos mal que no me lo follé.

Follad o no follad, en vuestra mano está. Pero desde luego, yo no respeto a aquel que considera que no valgo la pena por abrirme de piernas en la primera cita.

¡Feliz Sexo!

NO CREO EN LA CIENCIA, SÓLO EN EL AMOR, LA MÚSICA Y EL SEXO. P.D.:Y EN TODOS SUS COMPAÑEROS DE VIAJES

Sígueme en:

Twitter https://twitter.com/PepitaLaNuit

Instagram https://instagram.com/pepitalanuit

Contáctame en escribenos@cosmopolitan.es


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios