Confesiones que llegan demasiado tarde

 ¡Hola Mis Chic@s Molon@s!

olvidate de mí, amor, amor para toda la vida, primer amor, confesiones amorosas, sexualidad, relaciones sexuales, desamor

Si supieras que nos quisimos tantísimo que olvidamos querernos bien. Si supieras que cuando se acabó la función, olvidamos que nadie iba a aplaudirnos y que para nosotros, la historia se había acabado. ¿Cómo terminamos así de mal? Sin reconocernos, evitándonos más de la cuenta, repartiéndonos los amigos como dos piratas que se reparten las monedas de un tesoro planeado a medias.

Si supieras que sigo esperándote en mi mente cada día en nuestra rinconcito, ese lugar al que juramos volver para encontrarnos si uno de los dos se perdía. Si supieras que el otro día me dolías tanto que fui, soñando que tú ya estabas ahí. Esperándome. Pero no estabas.

Si supieras que tengo el alma desgarrada porque ahora sé de veras que nuestros dos corazones eran mejor que el tuyo y el mío cada uno por su lado.

Si supieras que aún hoy ando por ahí, rumiando penas y llorando a deshoras, muertita de desamor y abrasada por una pasión que me nace en el vientre y me taladra el pecho y me quema las entrañas.

Si supieras que a veces, cuando la debilidad me vence, vuelvo a ser un montón de cristales rotos, ceniceros de pólvora marchita que son esos malditos recuerdos, habitaciones que apestan a alcohol barato y a un rencor que nos ha salido demasiado caro.

Si supieras que sigo llorándote entre noches, sueños, vigilias y tragos.

Si supieras que más veces de las que debería cierro los ojos e imagino que nada ha pasado. Y vuelvo a nuestras primeras noches juntos. Y a nuestros primeros días revueltos y enredados. Noches de verano en las que nos revolcábamos y hasta nuestras entrañas sudaban. Cómo nos resbalábamos juntos mientras nos amábamos enteritos. Mañanas en las que nunca nos olía el aliento y no queríamos salir de la cama. Tardes pegadita a ti como una lapa.

Si supieras que venero esas benditas vigilias en las que me leías retales para noches de insomnio, y yo te bailaba desnuda a la luz de una luna tan bandida como el amor que nos teníamos.

Si supieras que sé que no estuve a la altura. Si supieras que mientras te escribo esto te estoy viendo entrar en el mismo café en el que estoy escribiéndote estas desordenadas palabras, y que estás acompañado. Si supieras que aunque tú no me veas, estás muy guapo. Si supieras que veo cómo la estás mirando y no me cabe la menor duda de que estás enamorado de ella. Porque así es como me mirabas a mí.

lalaland, amor, amor para toda la vida, primer amor, confesiones amorosas, sexualidad, relaciones sexuales, desamor

Si supieras que me maldigo cada día por lo estúpida que fui, que tengo tu olor tan metido en la sien que ya no deseo otro olor que no sea el tuyo. Y desde que follábamos con tantísimo amor, el sexo ya no tendrá otro nombre que no sea el tuyo.

Si supieras que nuestra maldita suerte hizo naufragar nuestras ganas en los escollos de esta puta realidad que es la nuestra. Si supieras que a veces me invento mi mundo y me planto en mis islas fantásticas, en las que sólo mando yo y tú estás siempre. A mi lado. Sonriente. Y tendiéndome la mano para toda la vida.

Si hubiéramos sabido todo esto…otro gallo nos hubiera cantado.

Y aunque tú no lo sepas, te querré toda la vida.

¡Feliz Sexo!

NO CREO EN LA CIENCIA, SÓLO EN EL AMOR, LA MÚSICA Y EL SEXO. P.D.:Y EN TODOS SUS COMPAÑEROS DE VIAJES

Sígueme en:

Twitter https://twitter.com/PepitaLaNuit

Instagram https://instagram.com/pepitalanuit

Contáctame en escribenos@cosmopolitan.es


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios