¿Cómo sobrevivir (un año más) a la Dulce Navidad?

¡Hola Mis Chicxs Molonxs!

Navidad, Navidad, whatever Navidad….

¿Cómo lo lleváis tronquis? Que la fuerza os acompañe a todos en estos tortuosos días venideros en los que sólo disfrutan y son felices a tope de power los más moñas. Sin acritud queridxs. A los demás, la verdad es que nos da muuuuucha pereza, pena, tristeza – pon aquí cualquier adjetivo con connotaciones negativas-, a algunos hasta asco. Sigo ignorando, a mis casi cuarenta fucking primaveras, Navidades, por qué la sociedad (¿quién diablos es esa maldita sociedad?) y todo quisqui (tele, políticos y demás maleantes) sigue atormentándonos con el implacable «espíritu navideño».

Resultado de imagen de hate xmas gif

Interminables cenas con un montón de peña (que generalmente te la suda el resto del año), belenes por un tubo, el mítico anuncio de la Lotería, amigos invisibles en cada grupito de whatsapp (me pego un tiro), aglomeración de peñuqui en las calles comerciales (si no me he matado me remato), y jolgorio y felicidad obligatoria– a mí me flipa la fiestuqui pero si me la imponen se convierte en mi peor enemigo,- todo ello enmarcado en ese cansino espíritu navideño.

Por fortuna esta tortura (navideña) sólo es una vez al año. Y yo, desde mi infinita generosidad y exceso de empatía con los haters de la Navidad, voy a compartir con vosotrxs unos sabios consejos. Tomad buena nota. Os servirán para toda la vida. Como la Navidad. 

Tenéis derecho a odiar la Navidad

No os sintáis monstruos o seres malévolos del inframundo. No lo sois. Dejad la culpabilidad a un lado y sacad al Grinch que lleváis dentro. Liberadlo y dejad que se expresa con total libertad. De lo contrario os estará atormentando el resto del año.

Resultado de imagen de the grinch movie

¡Cenas, cenas, viva las cenas!

Malditas cenas navideñas. En Navidad parece que uno no hace más que cenar como si no hubiera cenado en toda su puñetera vida. En estas fechas son como una plaga, qué le vamos a hacer. Y con la llegada del whatsapp, todo es muchísimo peor.  Cena con los del gym (si es que vas al gym), las de poledance, los del cole, los del máster, los del otro máster, los amigos del barrio, los amigos del pueblo, los padres de los amiguitos de los hijos, la familia, la familia política y un interminable listado que me río por no llorar. ¡Por Dios que se pare el mundo que me bajo pero ya!!

¿Qué decir de las cenas? Lo suyo sería que aplicaráis la moderación (pues en ella reside el buen gusto), pero yo os animo a que la liéis parda y comas y bebas como si no hubiera un mañana, como si fuera, literalmente, la última cena. A lo Jesucristo Superstar.

decora óleo 100% a mano la última cena leonardo da vinci

De lo contrario, mejor no vayáis y quedaros en casa viendo una película de Navidad. JA. Estoy bromeando, por Dios no os lo toméis al pie de la letra.

Apaga el televisor …y enciende tu transistor, o mejor, COSMO TV. No, no estoy plagiando a las Azúcar Moreno, aunque lo parezca. Mejor subios a algún monte (pero no os tiréis, que la tortura navideña no es para tanto), haceos algunos largos en la piscina, surfead alguna ola o id a la playa a no hacer absolutamente nada. Pensarán que estáis locx de remate, pero que más da. ¿Acaso os importa lo que opinen los demás? Vosotros a darlo todo.

En estas fechas tan señaladas la televisión tiene una misión: transmitirnos el p*** espíritu navideño, hacer que nos contagiemos de él. Todos los canales de TV, todas las televisiones online incluirán en breve su oferta de entretenimiento para vuestro plan peli, manta, sofá películas de temática navideña, listas «MERRY XMAS» (qué manía) para clientes premium, playlists especiales y demás basura de entretenimiento. Resistid y contraatacad con otros géneros. Cualquiera vale: documental, biográfico (menos de Santa Claus), histórico (salvo el de Jesucristo), musical (ojo, que aquí te la pueden colar), aventura y acción (menos Sólo en Casa), bélico (en este sentido no hay peligro), ciencia ficción (evita Black Mirror, just in case), drama (no lo  tengo claro), suspense,  terror / horror, (vía libre), porno- erótico festivo (quizás en porntube haya riesgos, vostrx sabréis), serie B, hasta la comedia o las pelis romanticonas que no verías el resto del año ni borrachx. O el rudo western.

¡WTF! ¡Pero qué cojones! Si el bueno de Clint Eastwood levantara la cabeza la volvía a palmar. ¿Ahh, que Clint sigue vivo? Pues mejor que jamás vea esto, sino la palma del bochorno.

¡Los regalos, los regalos!

Otra vez los regalitos, un año más de amigos invisibles. Qué tortura. Esta manía de comprar y regalar por que sí se tiene que acabar. Primero porque lo de ir de shopping en Navidad es un suicidio cada vez más colectivo y segundo porque no hay manera de acertar con los dichosos regalos. La gente cada vez es más delicada y exquisita. Antes cualquier cosa nos hacía ilusión: un perfume, un cinturón, un pañuelo, unos calzoncillos. Con el euro, internet y todos los avances del nuevo siglo no hay manera de acertar. Putos millenialls. Pero…¿ya que no podemos con el enemigo, unámonos a él no? Para estas fechas yo os recomiendo que para el tema de las compritas no os mováis del sofá y que compréis por amazón, ebay o cualquier plataforma de venta online. ¿Are you satified? Para ellas, el Satisfyer. Para ellos, ni idea. Lo siento chicos, no soy el oráculo.

Nochevieja

Resultado de imagen de party gif

Ya podéis empezar a respirar porque hemos llegado al Ecuador de la Navidad. Lo que queda es pan comido, pero esta noche hay que pasarla. Sea como sea. Hay que celebrar que lo peor ha quedado atrás y que un año más habéis sobrevivido a esta infame festividad. Yo os aconsejo que salgáis con gente molona, con vicios, con buen humor, hastiada de la navidad, ritmo en el cuerpo, sangre en las venas y con infinitas muchas ganas de beber, fumar, bailar, ligar y follar. Y si montáis algún Belen que sea como este.

belen

También podéis vestiros de gala, ir a una fiesta cotillón de esas y ver qué pasa. Vosotrxs mismxs. De lo contrario mejor quedaos en casa. O pasad la última noche del año con alguien que esté sólo. Por una vez, haced algo por los demás.

Mis mejore deseos

En lo profesional, todo con altura. 

Os propongo que os embarquéis en este 2020 con humildad. Para mí y desde mi ignorancia, la lección más difícil de aprender en la vida. Los que están de acuerdo conmigo saben de lo que hablo.

Deseo que si estáis en pareja, que sea con la persona adecuada. Y si no lo estás, deseo de todo corazón que aparezca ese ser con el que tengas un match verdadero, no en plan tinder. Ese en el que quieras perderte, esa personita junto a la que la comida sabe mejor, la música suena mejor y el tiempo pasa siempre y desgraciadamente más deprisa. Y el vino también. Porque si vais a ser una victima del amor que sea con alguien que valga la pena. Hoy, mi espíritu descreído, llora su ausencia.

Y de vosotros y de este año, permitidme que me despida musicalmente, que es como a mí me gusta hacerlo.

P.D.: Si es que entendéis la letra y no os emocionáis, definitivamente no tenéis corazón. O jamás os lo han roto. O nunca habéis tomado el riesgo. En cualquier caso, no sé si felicitaros por ello o compadeceros. No obstante, disfrutadla.

¡Feliz Sexo! ¡Feliz Navidad (qué remedio) mis queridas víctimas del amor! Y de la Navidad.

NO CREO EN LA CIENCIA, SÓLO EN EL AMOR, LA MÚSICA Y EL SEXO. P.D.:Y EN TODOS SUS COMPAÑEROS DE VIAJES

Sígueme en:

Twitter https://twitter.com/PepitaLaNuit

Instagram https://instagram.com/pepitalanuit

Contáctame en escribenos@cosmopolitan.es


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios