Bebe… y be happy

¡Hola Mis Chic@s Molon@s!

Si me permitís el atrevimiento, para ser la alegría de la huerta has de tragar semen. Y cuanto más, mejor. Habéis oído bien. Si os gustan, como a mí, las pililas más que a un tonto un lápiz, durante vuestra vida sexual os habéis encontrado en el dilema sobre la conveniencia de beber o comer semen.

Si lo que te anima a lanzarte al ruedo obedece a la nutrición o al uso del fluido seminal como una especie de medicina, te auguro pocos éxitos nutritivos, ya que no es una fuente considerable ni de proteínas ni de calorías. Y eso de que el semen engorda, obviamente es un falso mito. La eyaculación promedio de un hombre no excede la medida de una cuchara y contiene solamente entre 5 y 25 calorías. Para tu INFO, está hecho ese líquido blanquecino y pegajoso. Sólo el 1% del semen está compuesto por espermas, mientras que el resto (un par de mililitros) lo forman unos 200 tipos de proteínas, vitaminas y minerales, incluyendo: Vitamina C, Calcio, Cloro, Ácido cítrico, Fructosa, Ácido láctico, Magnesio, Nitrógeno, Fósforo, Potasio, Sodio, Vitamina B12 y Zinc.

semen_up_3802

Sobre las cualidades gourmet del semen, esta suerte de gotelé se ve afectado por el uso de drogas, tabaco, espárragos, alcohol y, por si no lo sabíais, el chocolate. Todos ellos, sin distinción, afectan negativamente el sabor, haciéndolo amargo o dándole un fuerte olor acre. Para dulcificarlo, el propietario del semen puede tomar mucha fruta fresca y verdura fresca: a saber, ciruelas, nectarinas, naranjas, limones, limas, perejil, cilantro, menta, hierbabuena y uvas, además de mangos, kiwis, piñas y frutas dulces en general.

Expertos estadounidenses en la materia atribuyen múltiples cualidades y beneficios  a la ingesta de este producto sin par. Para l@s m@s viciosill@s, aviso:

  • Al tragar semen podemos tragarnos también un porrón de enfermedad de transmisión sexual que dan mal fario sólo de deletrearlas: clamidia, herpes, sida, papiloma, hepatitis B o gonorrea. Por ello, por favor tragaos semen amigo, que sea conocido, de follamig@, amigovi@, amante o espos@. Aquí la confianza no ha de ser ciega.
  • Si el semen permanece más de 10 minutos fuera de cuerpo humano, los súper poderes desaparecen y si te lo tragas, puede ser peligroso.  Así que si has de beber o comer, date prisa que es para hoy.

superwoman

Si el Primark está sobre valorado, el semen está infravalorado. Hay que rendirle el homenaje que tan viscoso fluidito se merece. A primera vista no suele resultar atractivo, no nos engañemos. Sólo hay que conocerlo un poco más para reconocer su esencia y descubrir sus súper poderes. Te quedarás con la boca abierta. Esta pandilla de espermatozoides zumbados, además de ser los secuaces con los que nos reproducimos como si no hubiera un mañana, tienen superpoderes. Tomad nota y estad atent@s.

Como no viene con prospecto, te diré que está formado por más de 50 componentes químicos, como la hormona liberadora de tirotropina, la melatonina, la serotonina, el cortisol, la estrona, la prolactina y la oxitocina. No va para examen, sólo quedaros con que el semen es la madre del cordero. ¿Si gustáis?

Quita el dolor de cabeza, salvo que te mole tener jaquecas en el momento del folleteo cuando se pone pesad@ y tú no quieres.

Deja la piel como el culito de un bebé. El semen es millonario en un antioxidante llamado “espermina”. No es broma. La espermina contagia juventud a borbotones, pues disminuye las arrugas, suaviza la piel e incluso previene el acné de la adolescencia. Bioforskning, una marca noruega, seha puesto a fabricar como locos semen humano para dar y vender. No lo regalan, que no son tontos, pero lo venden en formato crema facial. El dichoso tarrito sale por un ojo de la cara. Unos 250 euracos, más de 40.000 de las antiguas pesetas. El semen es gratis, así que haced vuestros cálculos.

Sirve para pintar: No sé si si sigue vivito y coleando, pero hay un artista alemán que responde al nombre de Martin Von Ostrowski que ha utilizado semen a modo de pintura en sus obras. Entre ellas, destaca especialmente el retrato de Hitler hecho con sus propias caquitas. Otro eyaculador vanguardista, ignoro si precoz, fue Von Ostrowski. Este genio de la masturbación presentó en el Museo Gay de Berlín obras hechas con su propio semen. Para recopilar ese montón de semen eyaculó hasta en mil ocasiones. Chúpate esa.

Da inmunidad contra las náuseas matutinas: Para las no mamás, sabed que al principio del embarazo el cuerpo de la mujer rechaza el material genético del papá de la criatura y se pone tan mala que le entran ganas de vomitar. Si estáis preñadas y no queréis náuseas, bebed el semen. El del padre de la criatura, claro.

Ingrediente culinario: Nuestro querido semen tiene “una textura maravillosa y propiedades culinarias sorprendentes“. Obtenerlo no es costoso, vamos yo creo que es hasta gratis. Está disponible en cualquier lar o establecimiento de restauración en el que haya un pene dispuesto. Aunque el semen todavía no se considera un alimento, sí es un ingrediente aun tanto bizarro que podemos encontrar en algunos platos y restaurantes. Consultad al camarero.

Un quita penas para el que no hace falta recetas: Las lenguas más gourmet y experimentadas en semen dicen que el semen es un quita penas de lo más efectivo, te quita la cara de mal follad@, te convierte en la alegría de la huerta, en la reina de la morería. Bebe semen y be happy my friend.


No le hagáis ascos al semen, hasta la mismísima Cleopatra procuraba tener siempre a punto a un esclavo (sustitúyelo por tu novio/marido/amante) a su entera disposición para que le administrara su dosis de semen que se aplicaba como crema de belleza. ¿Quién dijo que para presumir hay que sufrir?

Bebed (con moderación) y que aproveche.

¡Feliz Sexo!

NO CREO EN LA CIENCIA, SÓLO EN EL AMOR, LA MÚSICA Y EL SEXO. P.D.:Y EN TODOS SUS COMPAÑEROS DE VIAJES

Sígueme en:

Twitter https://twitter.com/PepitaLaNuit

Instagram https://instagram.com/pepitalanuit

Contáctame en escribenos@cosmopolitan.es


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios